Infraestructuras de Vilagarcía

Patrimonio hace inviable la segunda fase de las obras de reforma del mercado de abastos

El organismo autonómico exige ahora la reposición de la escalera central derribada en la primera fase, que en su día contó con informe favorable -Esta zona está ocupada ahora por los nuevos puestos del ala rehabilitada

06.11.2015 | 04:07
El alcalde Alberto Varela con el expediente de la reforma del mercado y la concejala de Urbanismo, Paola María. // Iñaki Abella

El informe de Patrimonio sobre el proyecto de reforma del mercado de abastos de Vilagarcía de Arousa, enviado ayer por la mañana al Concello, hace inviable las obras de la segunda fase que tendrían que comenzar a ejecutarse de inmediato para no perder la subvención concedida por la Xunta de Galicia. Se da la circunstancia de que es la propia Administración autonómica la que pone trabas para lograr la funcionalidad interior del edificio incluido en el catálogo municipal de bienes a proteger.

El alcalde, Alberto Varela, y la concejala delegada de Urbanismo, Paola María, explicaron ayer la paradójica situación que afronta el gobierno municipal, que no puede ejecutar las obras de la segunda fase de la plaza de abastos, para la que no existe objeción de Patrimonio porque la exigencia es que se reponga la escalera derribada en la primera fase.

"Acabamos de recibir hace un par de horas el informe desfavorable de la Comisión de Patrimonio sobre la realización de la segunda fase de las obras de rehabilitación de la plaza de abastos. El informe no pone objeción a lo que se propone en el actual proyecto que el Concello tiene intención de realizar ahora, sino por las obras que se ejecutaron en la primera fase del edificio del mercado", manifestó el regidor.

Varela Paz añadió: "Nos encontramos en una paradoja de difícil solución. Por un lado, el Partido Popular pidió una subvención a la Dirección Xeral de Comercio sin contar con la opinión y el informe favorable de Patrimonio y esta la concedió sin saber si el informe sería favorable, y por el otro, está Patrimonio. La consecuencia de todo esto es que la misma Xunta que concede ayudas por un lado, por el otro impide ejecutar las obras. Ante este bucle en el que nos encontramos, hemos decidido solicitar con urgencia una reunión con el conselleiro de Cultura y con la directora xeral de Patrimonio, y también con la directora xeral de Comercio. Queremos tratar de desbloquear esta situación y hacerles ver que las exigencias que está planteando la Comisión de Patrimonio no se pueden realizar en la actualidad y lo que hacen es condenar las futuras obras que se puedan realizar en la plaza de abastos".

La invitación del máximo responsable del gobierno municipal se hace extensiva a todos los miembros de la Comisión de Patrimonio. El objetivo es que visiten Vilagarcía para conocer in situ la plaza de abastos y que comprueben por sí mismos que lo que los técnicos exigen tiene difícil o imposible la solución.

"Para restituir a su estado original la escalera derruida en la primera fase, tendríamos que elevar el suelo dos metros y derribar la mayoría de los puestos existentes en esa primera fase, y no creo que los placeros estén por la labor. Lo que exige Patrimonio impide cualquier reforma, tanto del proyecto original que tenía el anterior gobierno como el que proponemos nosotros. Si las exigencias son que se repongan las escaleras desaparecidas en la primera fase, es imposible, tanto por el coste que sería muy superior a la subvención de la Xunta, como por los problemas que traería", explicó Varela.

El alcalde respondió al PP vilagarciano que los cambios que se hicieron sobre el proyecto de la segunda fase se llevaron a cabo con las indicaciones de Patrimonio.

"El PP planteaba una escalera mecánica, pero no se puede ejecutar para preservar la escalera que existe en la actualidad. Yo sí que pido al PP explicaciones de por qué se pidieron subvenciones sin contar con el informe favorable de Patrimonio. Es lo mismo que hicieron en la calle Vista Alegre, que tuvimos que esperar muchos meses porque el proyecto salió a contratación sin la autorización de Patrimonio, o los juegos del parque de O Castriño. No se preocuparon por la opinión de los órganos sectoriales", manifestó.

Proyecto modificado

Otra de las cuestiones que puso de manifiesto el alcalde es que al revisar el expediente de las obras de la primera fase de la plaza de abastos, se comprobó la existencia de un proyecto modificado, que se aprobó en Xunta de Goberno Local del 4 de julio de 2011, fecha en la que ya estaba el gobierno del Partido Popular en el Concello, y no se pidió autorización a Patrimonio de esas modificaciones.

"Nos estamos metiendo en un callejón sin salida porque lo que nos pide Patrimonio es inviable e imposibilita cualquier otra reforma de la plaza de abastos. La gente está contenta con la reforma de la plaza de abastos, quedó accesible, funcional y se respetó la imagen exterior del edificio", apuntó.

Por su parte, la concejala Paola María explicó que retomó el proyecto de la segunda fase del mercado, solicitando el informe a la Comisión de Patrimonio.

"Fueron varias las reuniones mantenidas con los técnicos de este organismo y se siguieron las indicaciones basadas en que se trata de un edificio histórico, de principios del siglo XX, que tiene una clara simetría entre las alas este y oeste. Después de varias reuniones y de consensuarlo con los técnicos, llegamos a la conclusión de que las escaleras del ala posterior las teníamos que mantener. En la segunda fase lo que propusimos, siempre de la mano de Patrimonio, es el mantenimiento del edificio simétrico, por lo que decidimos cambiar todas las carpinterías y mantener en el alzado la misma imagen exterior que en la primera parte del edificio", declaró.

La concejala, arquitecta de profesión, expuso que con la segunda fase se recupera el alzado posterior del edificio, debido a que se derriba la parte que comunica con la plaza de la verdura. Por temas de accesibilidad planteamos la colocación de una rampa para que la gente entrase tanto por las escaleras centrales como por la rampa.

"En la primera fase se bajó dos metros la planta y se eliminó la escalera central que daba servicio a los tres niveles del mercado. Ahora las zonas central y este están al mismo nivel. Recuperar la escalera no parece viable porque tenía un tramo central y dos laterales que daban servicio a tres niveles diferentes que hoy ya no existen. Además, la piedra de la escalera anterior se utilizó para la nueva lateral y no se puede recuperar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine