Celebración del 1 de mayo en Vilagarcía

Tres mil arousanos salen a la calle en defensa de sus derechos y contra el paro y los recortes

Los manifestantes protestan por los desahucios, preferentes, privatización de la sanidad, situación del sistema educativo o las inyecciones millonarias a la banca - Los sindicatos advierten al PP de que "la lucha continúa"

02.05.2013 | 07:36

Multitud de cánticos se escucharon ayer a mediodía por las calles de Vilagarcía en las manifestaciones del 1 de mayo, día del trabajador. Aunque un año más los sindicatos no fueron capaces de limar asperezas y unirse en una única manifestación, las reivindicaciones, cada una con sus particularidades, tenían la misma esencia: defensa de los derechos laborales (mermados fundamentalmente a causa de la multitud de convenios colectivos pendientes), y un enérgico rechazo a las políticas de los gobiernos de la Xunta y del Estado que, según denunciaron alto y claro los manifestantes, son las causantes de las escalofriantes cifras de paro alcanzadas: 6,2 millones de desempleados en España, más de 300.000 en Galicia y casi 15.000 en O Salnés. Los sindicatos recordaron a Rajoy y a Feijóo que detrás de estas estadísticas están familias en situaciones muy complicadas.

A diferencia de la convocatoria del año pasado, ayer no llovió, lo que quizá influyó en una mayor afluencia de gente protestando en las calles de la capital arousana. La movilización más numerosa fue la organizada conjuntamente por Comisiones Obreras y UGT, la cual congregó, según estos sindicatos, a más de 3.000 personas, una asistencia que la Policía Local redujo a 1.800. La marcha partió de Ravella pasadas las doce del mediodía, justo tras concluir la de CIG en la plaza de Galicia, donde se concentraron más de medio millar de personas según la organización, y entre 350 y 400 manifestantes atendiendo a los cálculos de la Policía. Por su parte, la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) también convocó una manifestación en solitario, aunque muy minoritaria.

A pesar del baile de cifras habitual en estos casos, podría decirse que unos tres mil arousanos salieron ayer a la calle para mostrar su disconformidad con las decisiones adoptadas por los gobernantes.

Recortes en sanidad, educación, pérdida de poder adquisitivo a raíz de la no revalorización de las pensiones -además de la reciente exclusión de una parte de los mayores de 55 años para recibir el subsidio de desempleo-, el "robo" a los afectados por las preferentes y subordinadas o las inyecciones millonarias de dinero público a la banca fueron algunos de los motivos que llevaron a la calle a cientos de ciudadanos, testigos de un panorama con un volumen de parados récord.

Entre los manifestantes de CC OO y UGT había gente de todo tipo. De hecho, se contabilizaban cuatro grandes pancartas: encabezaba la manifestación una conjunta de ambos sindicatos, le seguía una de las trabajadoras de Cuca, otra de los pensionistas de Comisiones, y una cuarta de Esquerda Unida. Tras recorrer Juan Carlos I, Rey Daviña, Ramón y Cajal, plaza de Independencia, San Roque y dar la vuelta en la gasolinera para regresar a Ravella, todas las consignas se resumieron en las intervenciones de Carmen Brea, de UGT, y de Juan Bao, secretario comarcal de CC OO. Este trasladó a los manifestantes que "estamos volviendo a los años de represión", con "una democracia que no es real" y con "la exclusión social aumentando y cada vez más gente pidiendo en la calle". Pero pese a este panorama desolador, instó a los asistentes a "no bajar la cabeza porque la clase trabajadora es la que está levantando el país" a pesar de las elevadas cifras de paro: 3.600 cada día, según dijo Bao, quien advirtió a los gobiernos del PP que "la lucha continúa".

La sindicalista de UGT Carmen Brea se remontó a los orígenes del 1 de mayo, en 1886, tras un fuerte estallido social que echó a las calles a miles de personas "que reclamaban condiciones laborales, justicia y un salario justo". "Hoy, 127 años después, los trabajadores no estamos libres de culpa porque falta conciencia de clase, no valoramos nuestro trabajo y permitimos que los beneficios sean para el capital", pronunció Brea, quien se refirió a la crisis como un "pretexto" para provocar "una asfixia económica". Los discursos finalizaron con gritos de "non hai pan para tanto chourizo", "Non queremos narcopresidente" y "O paro solución, goberno dimisión".

La representante de UGT hizo un llamamiento a la "unidad de la clase trabajadora", una consigna que también se escuchó entre las filas de la CIG: "Sin unión sindical, esto vai moi mal". El portavoz de la central nacionalista en Arousa, Xoán Xosé Bouzas, "Tupi", acusó al gobierno del PP de "utilizar los impuestos de los ciudadanos para darle dinero a la banca". "Está al dictado de Europa, creando más desempleo, más discriminación salarial, desmantelando el estado del bienestar, más pobreza y marginalidad". "Tupi" apostó por la creación de un banco público gallego para que "el dinero llegue a los ciudadanos, pequeño comercio y pequeñas empresas", reclamando así más soberanía. Tras escucharse peticiones de "dimisión" de Rajoy y Feijóo en la manifestación, al finalizar la misma, CIG cifró en más de 2.000 millones de euros "el dinero defraudado por las grandes empresas" y en más de 42.000 "el desvío a paraísos fiscales". "El PP se sigue riendo de la gente y de sus miserias", afirmó, al tiempo que advirtió que este primero de mayo es un "punto y seguido" porque "coa CIG, na rúa, a loita continúa".

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine