Una amenaza para el marisqueo y la acuicultura

La Xunta deslegitima los restrictivos análisis de marea roja que plantea la Comisión Europea

Mar y Sanidade se aferran a un informe que rechaza los cambios del sistema actual estudiados en Europa

 22:49  
Un mejillonero gallego, en pleno "laboreo" a bordo de su embarcación.  // Iñaki_Abella
Un mejillonero gallego, en pleno "laboreo" a bordo de su embarcación. // Iñaki_Abella 

MANUEL MÉNDEZ - AROUSA La Xunta rechaza de manera tajante las pretensiones de la Comisión Europea (CE) en el sentido de aplicar análisis de marea roja "innecesariamente restrictivos" que causarían "un enorme impacto económico y sociológico" en Galicia.
Los sistemas analíticos actuales "funcionan a la perfección", y prueba de ello es que no se han producido intoxicaciones por el consumo de molusco, de ahí que la comunidad autónoma se oponga a una modificación de los mismos que, además, considera una quimera.
Un ambicioso informe elaborado y argumentado por las consellerías de Sanidade y Mar desmonta y deslegitima las "opiniones científicas" que sobre biotoxinas marinas emite esta vez la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés), un órgano consultivo e independiente que asesora a la Comisión Europea y que, como avanzó FARO en julio, propone extremar los controles de las biotoxinas.
Para contrarrestar esas "opiniones científicas", Mar y Sanidade diseñaron un contrainforme –presentado el miércoles en la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y dirigido a otros organismos nacionales e internacionales– en el que, básicamente, se explica que no hay en la actualidad sistemas analíticos que permitan alcanzar los restrictivos parámetros de control que estudia la CE, es decir, que no hay una forma eficaz y fiable de aplicar los nuevos análisis.
Además, tampoco hay datos epidemiológicos que aconsejen modificar los niveles actualmente establecidos para detectar la presencia de marea roja, y por si esto fuera poco, las encuestas de consumo e ingesta de molusco que elaboró la EFSA en diferentes países europeos para justificar un cambio de las analíticas son en algunos casos insostenibles.
Algunas de esas encuestas alimentarias que ahora trata de desacreditar la Xunta "presentan una cuestionable representatividad, y los pocos datos de que disponen condicionan sus conclusiones", sobre todo cuando en algunos casos la agencia europea recurre a muestras "de solamente 47 consumidores del alimento de interés" en todo un país europeo. Incluso hay encuestas que no diferencian entre el consumo de pescados y el de mariscos.
Pero hay más argumentos a favor de Galicia. Las técnicas vigentes en esta comunidad para detectar la marea roja –tanto el método de ensayo como los niveles de toxicidad admisibles– están avaladas por la Comisión del Codex Alimentarius, creada en 1963 por la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) de Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el propósito de desarrollar normas alimentarias, reglamentos y todo tipo de textos relacionados con la protección de la salud de los consumidores, las prácticas de comercio claras y la coordinación entre las normas alimentarias existentes a nivel mundial.
Del mismo modo, se cree que cambiar el sistema analítico podría fomentar la comercialización irregular de productos –si legalmente no puede comercializarse el molusco muchos intentarían hacerlo de manera irregular–, provocaría la desaparición de buena parte de las bateas gallegas –las más castigadas cada año por marea roja– y, en definitiva, supondría un duro golpe para Galicia, sin olvidar que el método de bioensayo con ratón que se usa desde hace décadas ofrece también ventajas preventivas, permitiendo detectar la aparición de nuevas toxinas.
El informe de la Xunta para rebatir los argumentos de la EFSA –que perjudican de manera notable los intereses de los mejilloneros, pero también al sector de la vieira y a los mariscadores gallegos – es contundente cuando propone "que se mantengan los niveles de referencia actuales", pues "se han demostrado efectivos para garantizar la protección de la salud de los consumidores y se ajustan a la norma Codex para moluscos bivalvos vivos y crudos".
El mismo documento, firmado por Sagrario Pérez Castellanos y María Covadonga Salgado Blanco, directora general de Salud Pública y Planificación y directora del Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino (Intecmar), respectivamente, alerta del impacto sociológico que causaría un cambio de las analíticas y deja en el aire una pregunta muy concreta: "¿Cómo explicar a un sector del que no se han reportado problemas sanitarios graves que se rebajan los niveles permisibles amenazando seriamente su viabilidad?".
Y esa pregunta lleva a otra: "¿No produciría tal medida una merma en la confianza de las autoridades sanitarias que incluso podría fomentar la comercialización irregular de los productos?".
No cabe duda, y así se desprende del documento enviado a Madrid y Bruselas al que ha tenido acceso FARO, de que las "opiniones científicas" de la EFSA presentan serias lagunas, y lo reconoce la propia agencia alimentaria europea cuando asume que actualmente no es posible disponer de métodos químicos para sustituir los métodos de referencia (los bioensayos en ratón), es decir, que se plantea la aplicación de unas herramientas que en realidad no existen.
Incluso aún en el supuesto de encontrar un método químico capaz de reemplazar las pruebas de laboratorio con ratones, cabe preguntarse "¿Cuál sería el impacto económico de la sustitución de los métodos de referencia actuales por los químicos?".
Lo cierto es que aplicar ese cambio de sistema incluso podría "aumentar la incertidumbre de las medidas", y esto "incrementaría también el riesgo de llegada al mercado de bivalvos con niveles tóxicos altos", advierten desde las consellerías de Mar y Sanidade.
De ahí que el Gobierno gallego trate de hacer valer el peso de la comunidad como potencia acuícola mundial. "Somos una región con una gran producción y un sistema de control altamente valorado internacionalmente –relata la Xunta en su informe–, por eso demandamos de la Comunidad Europea que sea consciente de que en nuestro sistema de control de biotoxinas se analizan diariamente una media de 25 a 30 muestras, porque así es necesario para dar servicio al importante sector extractivo existente".
Por el contrario, "la aplicación práctica de una hipotética legislación que asuma los límites propuestos por la EFSA es una quimera", sentencia el informe de Galicia.

  HEMEROTECA
Caja Negra        O Bichero         Floreano
¿Qué piensa hacer hoy? ¿Tiene algún plan para el fin de semana? Consulte todos los eventos culturales en nuestra agenda... más »




Le ofrecemos un espacio propio para hablar de lo que más le guste. Cree un blog en el espacio que Faro de Vigo pone a su disposición... más »




Contemple la Ría de Vigo en directo desde la cámara situada en la sede de Faro de Vigo, situada en Chapela... más »
CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
farodevigo.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya