Los cooperativistas contemplan la finca con una mezcla de ilusión e incredulidad

17.07.2008 | 00:00
Los cooperativistas contemplan la finca con una mezcla de ilusión e incredulidad Los cooperativistas contemplan la finca con una mezcla de ilusión e incredulidad

Los viticultores alaban la inversión, pero asumen que supondrá un gran esfuerzo económico

Al hablar con los cooperativistas de Condes de Albarei da la impresión de que muchos aún no se acaban de creer que ya sean "copropietarios" del pazo de Baión y de una finca que en tiempos ostentó el honor de ser el mayor viñedo de toda la denominación de origen Rías Baixas. A las preguntas de qué les parece la inversión, la mayoría contestan con la consabida ambigüedad del gallego y no ocultan un cierto escepticismo, aunque en general ayer todos se mostraban muy contentos e ilusionados con este nuevo proyecto.
"Lo que hace falta ahora es una buena administración, pero la inversión es buena siempre", afirmaba Sinesio Calvo. "Esto es una maravilla", apuntaba Dolores Barreiro. "Esto puede dar mucho rendimiento", decía por su parte Otilio Villanueva.
Pero también hay cooperativas que, aún apoyando la compra y mostrándose orgullosos de ello, temen que el elevado coste de la operación y de la rehabilitación del pazo y sus viñedos pueda suponerles un problema. "Mucho o poco, esto va a repercutir en los socios, porque esto habrá que pagarlo", señalaba Gabino Agra. "Yo estoy preocupado porque esto podría hacer que se resienta el pago de la uva", dijo Alberto Fernández.
Otros socios presentes ayer en el acto señalaban que sería deseable que en las próximas semanas se convocase una asamblea general en Condes de Albarei, para que los directivos, ya con calma, den todas las explicaciones de lo que se pretende hacer. "Nos gustaría saber como están los viñedos, la producción que pueden dar y los gastos que habrá por delante", apuntaba un hombre.
Los viticultores hablaban también mucho de enoturismo, una experiencia en la que Condes de Albarei se va a embarcar de modo decidido. "Esto será algo muy buen para el turismo", señalaba Gabino Agra. El acto de ayer exigió una compleja organización, y desde Condes de Albarei se estuvo avisando personalmente a todos los cooperativistas. Se habilitaron aparcamientos en una explanada de hierba, con personas ayudando a los conductores a aparcar ordenadamente, y al término del acto se sirvió un vino.
La fiesta continuará en el pazo de Baión la próxima semana, pues el día 23 lo visitarán, entre otros, el presidente de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño y el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón.

noticias de FARODEVIGOMapa web
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Faro de Vigo