29 de marzo de 2018
29.03.2018

Cuidado con la Bolsa

29.03.2018 | 01:38
Cuidado con la Bolsa

Aunque he repetido muchas veces que no atiendo consultas ni me dedico a consultas y recomendaciones, hoy haré una excepción con un amable lector que me hace llegar una nota en la que se lamenta amargamente por haber sufrido una pérdida de parte de sus ahorros debido a la inversión en dos valores -que no menciono- por haber seguido y hecho caso de las recomendaciones, aparecidas en una publicación especializada, de algún experto analista (?).

Miren ustedes, no me canso de repetir que las inversiones en Bolsa deben realizarse a largo plazo y solamente destinándole parte de los ahorros que no necesitamos y, según previsiones, no los vamos a necesitar en un horizonte razonable. El pequeño inversor-ahorrador con prisa por ganar dinero fácil en ese mercado será con certeza siempre un perdedor; asimismo seguir los consejos y sugerencias de "gurús y asesores enterados" es otro error de bulto pues casi nunca aciertan, y la prueba irrefutable es que viven de unos ingresos, no demasiado sustanciosos, que cobran por sus sugerencias, y si realmente acertaran no se dedicarían a eso, sino que hace tiempo que se habrían convertido en multimillonarios residiendo en el Caribe en una ostentosa villa con yate y avión privado.

Háganme caso, la Bolsa se ha convertido en un terreno peligroso debido a que los factores actuales que influencian y mueven las cotizaciones no dependen de los pequeños ahorradores. Por ejemplo, fíjense en la paradoja de que el crecimiento actual de la economía, una vez superada la crisis, va bastante bien y, sin embargo, la Bolsa tiene una trayectoria pobre y estancada. La explicación es que, en este mercado global en el que vivimos, los elementos que realmente afectan a las cotizaciones se han universalizado y los humildes inversionistas no tenemos capacidad para presionar y decidir sobre ellos. Los ingredientes que influyen de manera determinante son: las decisiones de los inversores poderosos, los head founds bajistas, la estabilidad política y social en las áreas geográficas desarrolladas, los grandes brokers y traders que operan disponiendo de información privilegiada en tiempo real, tomando decisiones apoyados en algoritmos y que son capaces de modificar la cotización de un valor cuando les conviene. También tienen su importancia determinante los bulos y noticias falseadas intencionadamente, que tanto se prodigan en la actualidad. Cualquiera de estos mecanismos, ante la tendencia a la baja de la cotización de un valor, llegan a provocar pánico en los inversores pequeños, que se asustan y venden con prisa y sin fijar el precio por el temor a perder sus ahorros. Lo que es indudable es que, para el ahorrador-inversor de a pie, la Bolsa en estos tiempos es un mercado inestable y de alto riesgo, así que tengan cuidado al seguir recomendaciones de iluminados y, si deciden colocar sus ahorros en el mercado de valores, que sea en acciones sólidas (blue chips) con un horizonte de plazo medio o largo para preservar sus dineros y, además, con la perspectiva de percibir un dividendo anual alrededor del 4%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine