15 de febrero de 2018
15.02.2018

Impresionante José Suárez

15.02.2018 | 04:55
Puigdesangiao. Un humor a prueba de bombas es lo que admiro de Luis Sangiao, agitador de ese mercadillo La Casa de la Abuela de Canido sobre las cenizas de lo que fue el emblemático pub La Linterna Roja, local por el que pasaron Miguel Ríos, Peret, Módulos, Bibi Andersen, Pajares,_Fernando Esteso... y hasta creo que el exministro Fernández de la Mora. Ahí le veis en pose carnavalesca a lo Puigdemont con amigos. Anda el mercadillo vestido de Carnaval y con eventos los sábados noche, este próximo 17 dedicado a San Valentín, con una fiesta especial del día de los enamorados desde las 23.00 horas.

Como escribo en el Día de los Enamorados lo hago con música de boleros, que es la mejor para el amor y, si toca, el desamor. Seguro que nuestro José Suárez, ese inmenso fotógrafo gallego nacido en Allariz en 1902, reveló alguna de sus fotos al calor de algún bolero allá en el exilio argentino al que le llevó la guerra civil. Y es que hoy quiero hablaros de José Suárez porque vuelvo de la magna y magnífica exposición de su vida y obra que se inauguró en la Hospedería Fonseca de la Universidad de Salamanca, y vuelvo emocionado por tanta belleza captada por este "genio traspapelado de la historia de la fotografía en la España del siglo XX", desde los años 30 en blanco y negro y luego en color. Por los pelos no coincido en la inauguración con los dos comisarios de la exposición venidos desde Vigo con el conselleiro de Cultura Román Rodríguez, y hablo de Manuel Sendón y Xosé Luis Suárez, este último sobrino del artista y ambos conocidos por su aportación a la cultura de la fotografía en nuestra ciudad. Me fui a verla ayer con el médico Hixinio Beiras y nos impresionó tanto la obra de este gallego, amigo de Alberti, Unamuno, Pérez de Ayala, Seoana o Blanco Amor, que volveremos hoy. ¡Qué vida cosmopolita aunque le tocara la guerra, qué sensibilidad en la mirada de las cosas cotidianas! Yo aquí no tengo espacio, buscadlo en Google o id a verlo a Salamanca.

Pena, cierra la librería San José

Como todos los días, subía Javier Álvarez Blázquez por la calle Carral en dirección a su despacho pero ayer algo paralizó su marcha: en el escaparate de la Librería San José un cartel decía: LIQUIDACIÓN POR CIERRE. Entró afligido y preguntó a Patricia si era cierto lo que veía. Sí, cierra el 28 de este mes. Javier me llamó para que no dejara pasar tal defunción sin memorial esquela porque cuando cierra una librería no desaparece un local más sino que su significado va más allá por el producto que vende: es, como dijo Manolito Rivas, una crisis existencial con gran componente simbólico. La librería la abrió en 1943 Inés Hidalgo y desde hace unos 20 años la llevaba Inés Muíño, que ahora cierra simplemente por jubilación. Hablé con ella con la sensación de darle un pésame y, la verdad, como de luto estaba ella y, según me dijo, no pocos clientes fieles hace mucho. Y es que San José es una librería especializada en libros técnicos, pero siempre ofrecía una refrescante oferta de publicaciones, con distintas temáticas, que iban desde el estudio de las factorías balleneras en Galicia hasta los viajes de la Kon-Tiki pasando por la cocina micológica, la historia de los tranvías de Vigo o los submarinos alemanes en nuestras rías. Vigo queda casi huérfano en este área de las librerías temáticas con clientelas fieles, ahora desconsoladas.

Y de Noche de Estrellas

Yo no soy aficionado al mundo de las orquestas pero las admiro y tengo amigos como Willy Quicler o Loló Domínguez que matan por las suyas. Y de ese mundo quiero proclamar a los 4 vientos lo que me cuenta Paqui Prieto, una de las componentes femeninas junto a Diana Vilar: Los que eran Canela pasan a llamarse ahora Noche de Estrellas. Nunca mejor dicho, dicen ellos, porque ahora cuentan con un grande de las verbenas gallegas, el cantante Javier Comesaña. Atentos sus devotos verbeneros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine