10 de enero de 2018
10.01.2018

Para ponerse de mala leche

10.01.2018 | 01:41
Para ponerse de mala leche

No hay muchas ocasiones en las que te ponen en bandeja el medio para maldecir un sistema caracterizado por la precariedad laboral, la marcha atrás en los derechos de los trabajadores, la eliminación del colchón de la clase media... Bueno, pues hoy tendréis ocasión para maldecir si vais al Cinemateneo y veis la película que ese flamante Ateneo de Vigo en que está gente de virtud probada como Anxo Cabada, María Xosé Porteiro o Emilio Zunzunegui ofrece hoy en los multicines Norte, a las 19.40 horas. Hablo de Dos días y una noche, que aborda el tema de la precariedad y dará pie a un coloquio posterior conducido por el economista especializado en sistemas de pensiones Xavier Pérez. Una buena ocasión para reafirmar conciencias... aunque te pongas de mala leche con lo que hay.

De la botica a los pinceles

A ver quién no ha recurrido en Panxón a los buenos oficios de la que fue su farmacéutica, Amparo Salgueiro, desde un dolor de cabeza, a un fármaco para la próstata o contra la gripe por no hablar de cosas más comprometidas. Pues a lo que voy es que desde que se jubiló Amparo intensificó su vocación por la pintura, y si antes pudisteis conocerla en ocho exposiciones, estos días podréis hacerlo en la novena si vais a la que inauguró en la Sala 1 de Afundación (Policarpo Sanz, 26), que tituló " Sentir el color " y consta de 50 obras de diferente temática con el hilo conductor de la variedad y riqueza del color para expresar diferentes emociones y sentimientos. Amparo, expresidenta de los farmacéuticos de Pontevedra, es de familia de tradición medicinal porque ya su bisabuelo Sergio Espinosa abrió botica en Gondomar. La hija de éste, Dolores, casó con el abuelo de Amparo, Latino Salgueiro, médico de Gondomar y, tras quedar viudo, de su segundo matrimonio, con una cuñada nació Latino Salgueiro (2), dueño del cine Imperial de A Ramallosa. Pero también el padre de Amparo, José Antonio Salgueiro, era farmacéutico en Panxón, y farmacéutico fue su tío abuelo, José Espinosa, Cronista Oficial de Vigo que casó con la hija del famoso boticario pontevedrés Perfecto Feijoo, el del loro Ravachol. Bueno, pues ella cumplió con la tradición familiar y, ahora, jubilada, pinta.

¡Home, Urrejola, volviches!

Quien está en Vigo exponiendo tras 23 años de no hacerlo en Galicia es Quique Urrejola Madriñán, que aunque es de Lalín vivió de pequeño en Vigo, en La Florida y Coia, después en Santiago y ahora en Zaragoza. Quique, que estudió en los Jesuitas de Vigo, tiene obra escultórica en París en el espacio Calligrane y de grabado en Madrid en el estudio Decoebner, inauguró en la sala de la Diputación de Pontevedra (c/Oporto, 3) una recopilación de grabado experimental así como algunas esculturas de pequeño formato. Para mí que la intención básica de Quique en Vigo es reencontrarse con sus queridos amigos gallegos. Tiene morriña...

Acuarófilos del mundo, uníos

Oye, aquí en Vigo te somos muy cosmopolitas y cada cual hace lo que quiere con su tiempo libre. Unos son golfistas, otros senderistas y hasta los hay acuarófilos. Estos últimos están de suerte porque Alejandro y Juan, expertos acuarófilos, acaban de abrir tienda en Fragoso, 54, con infinidad de peces, invertebrados, corales, plantas, equipamiento, talleres y cursos. Dicen ellos que es la tienda de acuariofilia con la mayor oferta y especialización de toda Galicia y Norte de Portugal. Vosotros veréis.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine