sol y sombra

Turismofobia

Los ataques vandálicos a los turistas en Cataluña, Valencia y Baleares

05.08.2017 | 02:17
Turismofobia

La fobia al turismo no es algo que pueda considerarse nuevo. Por lo general, las fobias son producto de maceraciones carbónicas prolongadas y de viejas cosechas dañadas. Sí es nueva, en cambio, la violencia organizada contra los turistas por el simple hecho de serlo y sin que medie en ella el fundamentalismo islámico. El fundamentalismo independista catalán, balear y valenciano, a su manera, está utilizando también métodos expeditivos para acabar con lo que consideran una sobreexplotación de los recursos.

En Venecia, en Brujas, en Amsterdam y en otros lugares que soportan la masificación del visitante, se han producido protestas más o menos razonadas y razonables con el fin de alcanzar un acuerdo de convivencia con el sector. En la Serenisíma, algunos vecinos se subieron a sus embarcaciones para protestar contra los cruceros de placer, recuperar su ciudad y ahuyentar de ella a los turistas maleducados que no dudan en exhibirse en camiseta y pantalón corto despreciando la belleza que les rodea, dándose chapuzones en el Gran Canal y arrojando basuras en cualquier lado. En realidad, una plaga.

Lo que hasta ahora no se había visto era este tipo de ataques vandálicos premeditados de clase contra autobuses, restaurantes y apartamentos, de los militantes de Arran Països Catalans y que cuentan con el apoyo de la CUP, el partido que promueve junto al Govern el referéndum independentista de Cataluña. El Govern se ha apresurado a decir que no tienen nada que ver con el procés y, sin embargo, forman parte de una idéntica desestabilización, promovida con argumentos paticortos por uno de los partidos que lo defiende. Miembro de la misma pandilla de gamberros e intransigentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

POR RAFAEL L. TORRE

El Hotel Universo

Pontevedra conoció la modernidad en aquel establecimiento tan chic y disfrutó mucho de sus...

 
 

La calle que debe ser para Pepe Simón

La clase política, ya se sabe, no acostumbra a tener buena memoria....

 
 

JUAN JOSÉ MARTÍNEZ JAMBRINA*

Proust en el olivar de Saramago

El análisis de los psicoanalistas de los llamados "locos geniales"

 
 

MIGUEL ÁNGEL MARTÍNEZ COELLO

Orense Balneario tiene mar

Orense Balneario tiene mar. Es una localidad integrante en el partido de Tres Arroyos, al sur...

 
 

PILAR GARCÉS

Las dos Españas de Sabadell

La propuesta de quitar a Machado, Quevedo o Goya del callejero de la localidad catalana

 
 

PEDRO DE SILVA

Cargas de nuestra civilización

El objetivo del terrorismo, como su nombre indica, es provocar...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine