Locales anclados en lo peor de la Edad Media y que se van de rositas

05.08.2017 | 04:55
Premios de la Feira da Tapa. Restauradores y la edil Ánxela Vizoso entregaron los premios al público de la Feira da Tapa. Tere Riobó ganó un robot de cocina. Alberto Pérez y Belén Calo un lote de cerveza. Diego Dopico y José Graña un lote gastronómico.

La discriminación, lejos de disminuir, parece que se incrementa sin parar en los últimos años. Lo más grave es que los autores de estos "ataques" ya casi no sienten ni vergüenza por cometerlos. Y en esta ocasión no hablamos de Donald Trump y su odio a los inmigrantes, ni de partidos nazis de Francia. Se trata de locales de nuestro entorno. Usuarios del Juan XXIII de Cangas, por ejemplo, no tienen tan fácil como otras personas organizar una cena colectiva. En un local de Cangas les respondieron que no estaban interesados en su dinero debido a su discapacidad. También se encontraron con una respuesta miserable en una discoteca de Vigo, en donde les recomendaron no ocupar el centro del establecimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PEDRO DE SILVA

El dolor no nos debe hacer ingenuos

Quien suponga que las respuestas y reacciones ante los criminales...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

Barcelona, ciudad abierta

Todo lo que la capital catalana tiene y debe conservar

 
 

EDUARDO JORDÁ

Lo que haremos las buenas personas

Comportamientos previsibles que siguen a todo golpe del terrorismo

 
 

CAMILO JOSÉ CELA CONDE

Libros sobrevalorados

Un escritor joven, muy prolífico en las redes sociales, ha sacado la lista de diez obras...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine