Ortega: Sí a las donaciones

14.07.2017 | 04:55
Ortega: Sí a las donaciones

En España y en Galicia la sociedad civil es débil. Sin duda, españoles en general y gallegos en particular somos gente sociable y hospitalaria, con unos lazos familiares muy sólidos. Pero nos cuesta mucho organizarnos formalmente más allá de asociaciones profesionales o clubes con una finalidad específica. Y esto supone que el debate público acabe monopolizado por pocos agentes al margen de los partidos políticos y su área de influencia directa. De la misma manera, mayoritariamente se entiende que la contribución a la Sociedad se agota en el pago de los impuestos. Lo anterior tiene sus costes y tiene sentido que intentemos superarlo. Por supuesto que necesitamos partidos fuertes y gobiernos capaces; y es perentorio combatir con pasión el fraude y la elusión fiscal. Pero esto es compatible con que las preocupaciones de las personas vayan más allá de su cuenta de explotación y que los que tras el pago de impuestos y el cumplimiento de sus obligaciones disponen de más recursos financieros o más tiempo cedan una parte del mismo a los demás. Esto es encomiable y la Sociedad debe reconocerlo así.

Por eso me entristece ver que la participación desinteresada de personas en el ámbito público se asocie automáticamente con afán de protagonismo o que las donaciones de personas adineradas sean recibidas con frialdad o desprecio. Hasta donde llega mi conocimiento, la contribución a las arcas públicas españolas del imperio Inditex y la familia al que está asociado es notable, con un cumplimiento general de la legislación tributaria española. Sin duda, podrían pagar más. Cualquiera de nosotros podría pagar más. Pero ese es un debate diferente y en el que existe diversidad de opiniones de los ciudadanos (y los partidos que los representan) sobre el grado de progresividad fiscal o sobre el menú óptimo de servicios públicos e impuestos.

*Director de GEN (Universidad de Vigo)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine