tribuna libre

Patxi Salinas: un técnico a tener en cuenta

Patxi ha fabricado un grupo de "espartanos" en el Rápido de Bouzas y les ha trasmitido carácter ganador, ambición, moral, sacrificio...

28.06.2017 | 11:10
Patxi Salinas. // J. Regal

Hace ya más de dos décadas y tras el ascenso del Celta a Primera División siendo presidente Ignacio Núñez, el entonces entrenador del club Txetxu Rojo nos informó que Patxi Salinas podía ser una muy buena opción de reforzar la defensa y que tenía un desencuentro con su club de origen, el Athletic de Bilbao, lo cual podía suponer no tener que afrontar un traspaso.

Era mi segundo año en el club como directivo y nos reunimos para ponderar una decisión con el temor de que el jugador fuese a ser problemático para un Celta que acababa de subir con las arcas vacías y tratando de hacer encaje de bolillos para reforzarse.

Acudió el jugador con un amigo suyo abogado como agente y la verdad es que hubo sintonía rápido en prácticamente todo. Patxi tenía un gran interés en demostrar que era un jugador al que no se había tratado de forma correcta y que atesoraba méritos para jugar a un alto nivel.

Empezó la Liga y la verdad es que Patxi, junto al gran Vicente por su trabajo, sacrificio y capacidad de liderazgo en el vestuario y a Gudelj como punta de lanza con Salillas y luego Salva y todo el conjunto en general se ganó de manera indiscutible la titularidad.

Sería prolijo y digno de otro artículo hablar de sus virtudes como jugador, pero debo reseñar que era un deportista de "Equipo", con personalidad, valentía, calidad defensiva, carisma y ascendiente en vestuario. En el lado humano un tipo que iba de cara, los tenía bien puestos y con un fondo noble y auténtico. Las tres negociaciones para renovar con él los contratos que llevé personalmente fueron sencillas, rápidas y siempre mas beneficiosas para el Celta que para él; que me consta que tuvo mejores ofertas económicas.

Cumplido su ciclo como jugador (para mi criterio debió de seguir al menos un año mas) y siendo Horacio Gómez presidente y encargado yo de la comisión deportiva como vicepresidente, presenté al consejo la propuesta de incorporar a Patxi a la secretaría técnica y formar junto a Manuel Nuñez un tándem para viajar y detectar en el mercado nuevos valores en categorías jóvenes (que no inferiores) para empezar a nutrir desde la base A Madroa de gente susceptible de adoptar la filosofía del Celta y formarse adecuadamente para pasar al futbol profesional.

Aquella iniciativa tuvo sus aristas y las celotipias clásicas de personas inseguras, preocupadas por la competencia que podía suponer para ellos actuaciones destacadas o hallazgos buenos para el club; pero debo decir que Patxi junto a Núñez, Agapito Viñas y Javier Maté trabajaron mucho y bien, detectaron jugadores como Jesuli siendo juvenil en el Sevilla que luego triunfaron en el Celta demostrando con ello su alta cualificación en una labor que debió tener mayor recorrido.

La vida pone en general a la gente en su sitio con el paso del tiempo y hoy Patxi ha fabricado un grupo de "espartanos" en el Rápido de Bouzas y les ha trasmitido carácter ganador, ambición, moral, sacrificio, buen posicionamiento táctico y ESPÍRITU DE EQUIPO. No es fácil esa labor de ensamblar un conjunto aguerrido y solidario si en el banquillo no hay una personalidad relevante que trasmite autenticidad y credibilidad.

Personalmente, y Patxi lo sabe, siento una gran alegría por el deporte vigués, por el Rápido en general y por Patxi Salinas en particular porque lo merece, se lo ha currado desde la base, ha madurado como técnico y si sigue formándose, aprendiendo y perseverando hay en él un técnico de Primera División a corto plazo.

Hace poco le encontré en Peinador y charlamos un rato. Suficiente para darme cuenta que aquel espíritu atávico, impulsivo y noble seguía intacto con el objetivo de ascender al equipo. Era la misma expresión que antes de jugar un derbi contra el Deportivo.

*Exvicepresidente del Celta

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine