La tierra y las plantas

11.06.2017 | 02:32
La tierra y las plantas

La corrupción es una dolencia con efectos devastadores que España no parece capaz de superar. Leyes, policías y juzgados hacen las cirugías oportunas, pero la enfermedad se reproduce. Tal vez un día se reflexione a fondo acerca del sustrato que la hace posible, unos males de aparente menor gravedad que serían la tierra en el que crecen las grandes plantas carnívoras: a) el prestigio social de la trampa, que hace que aún sea apreciada como rasgo de talento ("fulano es muy listo", se dice); b) el enchufismo con sus variantes de nepotismo y amiguismo (empieza ya en que pocos logran un empleo sin padrino); c) la poca afición a los procedimientos, que hace preferibles los atajos. Detrás de toda acción corrupta están la indecencia y la codicia, pero estas existirán siempre. Lo difícil es sanear el sustrato, y si no se hace seguiremos alternando corta de malas hierbas con nuevas floraciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

POR RAFAEL L. TORRE

El Hotel Universo

Pontevedra conoció la modernidad en aquel establecimiento tan chic y disfrutó mucho de sus...

 
 

La calle que debe ser para Pepe Simón

La clase política, ya se sabe, no acostumbra a tener buena memoria....

 
 

JUAN JOSÉ MARTÍNEZ JAMBRINA*

Proust en el olivar de Saramago

El análisis de los psicoanalistas de los llamados "locos geniales"

 
 

MIGUEL ÁNGEL MARTÍNEZ COELLO

Orense Balneario tiene mar

Orense Balneario tiene mar. Es una localidad integrante en el partido de Tres Arroyos, al sur...

 
 

PILAR GARCÉS

Las dos Españas de Sabadell

La propuesta de quitar a Machado, Quevedo o Goya del callejero de la localidad catalana

 
 

PEDRO DE SILVA

Cargas de nuestra civilización

El objetivo del terrorismo, como su nombre indica, es provocar...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine