03 de junio de 2017
03.06.2017

Tranquilo, Jim, solo es hartazgo

03.06.2017 | 01:56
Tranquilo, Jim, solo es hartazgo

Todos somos actores, pues representamos mejor o peor un papel, y ser coherentes de veras con él es lo que nos hace auténticos. Hay gente que no lo sabe, pero eso quiere decir solo que su papel es un movimiento involuntario, como los del corazón o el intestino. Luego están los actores profesionales, capaces de representar otro papel distinto del propio. Dentro de estos se encuentra el llamado caricato, que desempeña un papel de modo tan exagerado que se le ven las costuras a la máscara, y el espectador disfruta al verla moverse fuera de la mascarada natural del cuerpo. A esta clase pertenece, con excelencia, Jim Carrey, que ahora dice, según leo, que ya no quiere ser Jim Carrey. Es nada más el gran cansancio de la máscara, que en su caso estará más justificado pero lo siente todo el mundo al mirarse al espejo después de levantarse y pensar con resignado tedio "pero bueno, ¿todavía sigues ahí?".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A vueltas con el congreso del PP de Cangas

Que me tienen loco con el congreso local del Partido Popular de...

 
 

ANXEL VENCE

Vacaciones con mando a distancia

Aunque por la barba y el continente recuerde a un prócer...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

Los medios no le dan tregua

Los medios de Estados Unidos, tal vez arrepentidos de no haber hecho lo suficiente para evitar...

 
 

ISABEL CALLE SANTOS*

Amor obsesivo como enfermedad

En 1979, la psicóloga Dorothy Tennov, publicó el...

 
 

MANUEL TORRES

El Museo del Mar

Desde hace tiempo unos marinenses, hombres de la mar, se han propuesto conseguir un local, con...

 
 

DANIEL CAPÓ

Plena soberanía

La nueva sensibilidad política que consiste en dejar solo el músculo de la voz del pueblo sin...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine