14 de mayo de 2017
14.05.2017

Una renovación que sabe a premio

14.05.2017 | 03:52

Otro año más Marín se encuentra entre los ayuntamientos que mejor cuidan de sus playas y ofrecen en ellas los servicios acordes con el merecimiento de las banderas azules. No muchos pueden presumir de ese continuo premio por el que pelearon todos los gobiernos municipales desde que las Banderas Azules se instauraron como referencia de calidad, y el actual sigue puesto en el intento de no perder esa categoría de playas con señorío, en las que lucirán las enseñas albicelestes y los cuadros informativos en los que aparecerán las referencias a la excelente calidad de las aguas y a los servicios de accesibilidad, seguridad y comodidad que se ofrecen en cada arenal. Aún habrá alguien que se queje de que "en Marín non hai nada" e incluso de la contaminación de la ría que nos está "matando" a todos. Contra eso volveremos a ver este año, si el tiempo acompaña un poco, a cientos de propios y visitantes gozando de Portocelo, Mogor, Aguete, O Santo y Lapamán (en lo que nos toca), disfrutando de su fina arena y degustando los platos típicos de los chiringuitos y bares próximos a las playas. El organismo de las Banderas Azules ha dado una vez más el premio al ayuntamiento que, desde hace lustros, viene invirtiendo en mejorar cada vez más las playas. Ahora toca, a quienes viven del verano, aportar su calidad y a quienes lo disfrutan, saber que también deben cuidarlo todo. ¿?En Marín no hai nada?

Tras dos años

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine