11 de mayo de 2017
11.05.2017
desde mi atalaya

El entorno del Lameira

11.05.2017 | 03:04
El entorno del Lameira

Una vez más, traemos a nuestro comentario el río Lameira y su entorno. Anteriormente exponíamos nuestras impresiones como caminante sobre el magnífico paseo, su belleza y tranquilidad, más tarde hablamos sobre el deterioro que había sufrido debido a las obras del Centro de Salud, y exponíamos la necesidad de su reparación para reponerlo a su estado anterior, por ser una senda muy transitada. Hoy desgraciadamente debemos insistir, pues a pesar del interés de la corporación por su cuidado, realmente todavía tiene muchas deficiencias si es que queremos tener una senda hermosa, limpia y atractiva, para que los marinenses puedan disfrutar de tan hermoso paisaje. Pues aparte de ser una senda para caminar, también lo es para recreo y esparcimiento de grandes y pequeños. Por ello su entorno debería estar mejor cuidado y ornamentado, pues de la docena de camelias, no quedan más que dos, comidas por los topos.

El estado de la valla protectora sobre el río está en mal estado y por ser de madera necesita una mayor atención para mantenerla y conservarla en un estado digno de eficacia y ornamentación. Primero para mantenerla durante el tiempo, aplicándole periódicamente los productos indicados para su conservación, y después para que presente una buena imagen, y ahora eso no sucede.

También debería ornamentarse su entorno con flores, arbustos y algún banco más, y por encontrase dentro de la urbanización "Virgen del Carmen", con muchos espacios verdes, deberían éstos mantenerse adecuadamente para disfrute de todos los marinenses que transitan por la senda y para los vecinos que la utilizan como espacio de ocio, y así como se adecentaron las calles y aparcamientos, debería acondicionarse estas zonas verdes adecuadamente.

Sin olvidar que a nuestro entender la obra no está finalizada, es necesario continuar la senda hasta el lavadero de Coirados, y no olvidar lo más importante, que para nosotros sería el deslinde del río en ambas márgenes, y de este modo se conseguiría un pequeño paraíso al alcance de todos. Otro trabajo imprescindible en estos momentos es la limpieza del cauce del río, pues se encuentra totalmente oculto por las hierbas y maleza. Entendemos que es una tarea fácil y que no llevaría tanto tiempo para que la senda presente una buena estampa, aprovechando que la brigada municipal está limpiando los muros de las fincas, sería un momento ideal. Que así sea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine