EN CANAL

Expediente trirreme

03.05.2017 | 04:55

En el apogeo de su poder, Atenas disponía de una flota de 300 trirremes con unas tripulaciones muy bien entrenadas. En el mar, Atenas era muy superior a sus enemigos de la Liga del Peloponeso, liderada por Esparta, pero mantener una flota como la ateniense era muchísimo más caro que equipar y sostener un buen ejército de tierra. Así, hay cadenas televisivas que disponen de una formidable flota de series maravillosas tripuladas por eficaces guionistas, actores y técnicos que son imbatibles en el mar de la calidad; pero producir series como "Juego de tronos" es mucho más caro que reponer un ejército de excelentes series de tierra como "Friends", "Mad Men" o "Breaking Bad". Cosmopolitan TV no tiene grandes trirremes con las que luchar en el mar de la audiencia, pero sí es capaz de armar un buen ejército de tierra para pelear con la Esparta de Telecinco a base de cine, series ligeras, programas sobre cocina o reformas caseras y, atención, la reposición de un viejo trirreme como la serie "Expediente X".

Voy a ver "Expediente X" desde el primer capítulo de la primera temporada hasta cuando quiera Cosmopolitan TV. Y me lo pasaré bien. Seguro. Me lo pasaré de maravilla sobre todo con los capítulos protagonizados por extraterrestres y por conspiraciones extrañísimas que nos hacen sospechar que Rajoy no es más que un enviado del planeta Mongo para saber dónde está el límite de la paciencia humana. Y, sin embargo, un tipo como yo, seguidor de primera hora de la fantástica serie de Chris Carter y que responde al hipnótico tema de apertura compuesto por Mark Snow como si fuera el perro de Pavlov, no ve la reposición de los capítulos de la primera temporada de "Expediente X" en Cosmopolitan de la misma manera que los vio en los años 90 del pasado siglo. Admito que, a veces, Fox Mulder no actúa con la ingenuidad que yo recordaba y Dana Scully no es la fría científica que tanto admiraba. Pero la culpa no es de Mulder ni de Scully, así que, como en la célebre cita atribuida a Oscar Wilde, podría decir a Fox y a Dana: "Disculpadme, no os había reconocido: he cambiado mucho". Los seguidores de "Expediente X" hemos cambiado mucho porque, desde entonces, hemos viajado en series tan maravillosas e imponentes como un trirreme ateniense. No sois vosotros, Mulder y Scully. Somos nosotros. Pero tranquilos, aunque ya no podéis luchar en el mar con "House of Cards" o "Sherlock", en tierra todavía podéis dar una paliza a "Sálvame limón" y a Iker Jiménez.

www.antoniorico.es

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine