Nuevas normas en un sector clave

Trabas al alojamiento vacacional

19.02.2017 | 02:25
Trabas al alojamiento vacacional

A partir del 10 de mayo, los alcaldes tendrán la potestad de regular cuántos apartamentos turísticos operan en su municipio. Es la fecha en que el Diario Oficial de Galicia publicará el decreto de la Xunta que regula esta actividad, que ha generado una gran oposición por parte de los dueños de estos pisos. Sobre esta nueva regulación en un sector clave de la economía gallega, y particularmente de las Rías Baixas, opinan dos afectados. Se trata de Francisco González, presidente del Cluster de Turismo de Galicia, y Dulcinea Aguín, portavoz de los dueños de este tipo de pisos.

El 10 de febrero se publicaba en el DOG el decreto que regula las viviendas de uso turístico. Un decreto que ha sido consensuado supuestamente con todo el mundo, pero no se ha tenido en cuenta a los principales protagonistas, a los auténticos afectados del mismo, a los propietarios de las viviendas que las destinan a alojamiento vacacional en Galicia. Un decreto que debería tener como finalidad la de ordenar y regular, y lo único que hace es poner trabas al alojamiento vacacional.

En la introducción del decreto se dice: "Nos últimos anos comezou a proliferar, tanto a nivel internacional, a tendencia a alugar por días ou semanas a vivenda habitual para fins turísticos, o que se viu favorecido polo desenvolvemento das novas tecnoloxías, dando lugar a creación de empresas que a través das súas páxinas web ofertan este tipo de aloxamentos para a súa contratación en liña dunha forma rápida e sinxela".

Algunos/as se olvidaron de cómo empezó el turismo en Galicia. El turismo en Galicia empezó hace muchísimos años, gracias a que muchos propietarios alquilaban sus casas para acoger a los primeros turistas que visitaron esta hermosa tierra. Utilizamos el boca a boca, anuncios y desde hace ya algunos años internet, nada nuevo. Durante estos años fidelizamos el cliente, modernizamos nuestras viviendas, hicimos y hacemos de guías turísticos, recomendamos qué ver, dónde comer, qué comprar y muchísimas más cosas. También se olvidaron de todos los sectores económicos que viven gracias a los turistas que se alojan en nuestras viviendas, hostelería, restauración, comercio, profesionales, etc., del impacto económico que deja en un pueblo la llegada de turistas a nuestras viviendas.

Se aprobó un decreto que en vez de legislar turismo, pasa a legislar urbanismo. Ahora no importa que nuestras casas tengan calidad, estén bien equipadas, dispongan de todos los servicios, que tengamos buenas opiniones de nuestros clientes, ahora lo importante es que tengamos los papeles urbanísticos para poder dar de alta nuestra vivienda en el registro de Turismo. Entramos en un proceso en el que tendremos que andar "mendigando" papeles, por las diferentes administraciones, que por derecho, ya los hemos presentado hace muchos años, y que a día de hoy es difícil obtenerlos, y para ello tenemos que iniciar trámites burocráticos pasando por caja para solucionarlos. Además si durante el plazo establecido no tenemos la documentación preceptiva, la Dirección de la Agencia de Turismo de Galicia dictará una resolución, en la que nos dirá que entre dos y seis meses no podremos iniciar de nuevo los trámites para dar de alta nuestras viviendas en Turismo.

La modificación de la LAU nos dejó fuera de regulación a las viviendas vacacionales y ahora nos encontramos que cada comunidad autónoma legisla libremente. En algunas comunidades no se fijan días de estancia, en otras sí, en algunas se permite la cesión por estancias en otras no, etcétera.

En Galicia, se aprueba un decreto con un algún condicionante, fijado por la LAU (Ley de arrendamientos urbanos), como la prohibición de la cesión por estancias. La modificación de la LAU es la que nos dejó fuera de regulación, pero la aplicamos para lo que nos interesa, para prohibir.

Por otro lado legislamos al amparo de leyes obsoletas como la Ley 7/2011. ¿No habrá cambiado nada el turismo en los últimos seis años? Leyes que demuestran que tampoco han resultado efectivas para legislar los apartamentos turísticos y las viviendas turísticas. Según los datos de la Agencia Gallega de Turismo hay dadas de alta en Galicia 5.985 plazas en apartamentos turísticos y 1.196 plazas en viviendas turísticas. Una cantidad ridícula para toda una comunidad autónoma como Galicia. Esperemos que no suceda lo mismo con la regulación de las viviendas de uso turístico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PEDRO DE SILVA

El Método

No es fácil acercarse a lo que es el sistema Stanilavsky de teatro, más conocido como El...

 
 

ANXEL VENCE

El fuego no sabe de política

Indiferente al color de los gobiernos, el fuego atacó el pasado fin...

 
 

De Chopin a Luis Espada

Hoy empiezo a escribir poniendo la Marcha Fúnebre de Chopin apenado por una pobre mujer que...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

¿La ruina...?

A la espera de respuesta final por parte de Puigdemont al requerimiento del Gobierno y de ese...

 
 

CAMILO JOSÉ CELA CONDE

´Rien ne va plus´

El asunto catalán visto desde la distancia

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

Memoria del conejo Fidel

La preocupación por los desastrosos efectos de los incendios forestales no es de ahora....

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine