19 de febrero de 2017
19.02.2017
Ilustres

El balneario de Molgas del siglo XVI al XIX: una monja de Allariz y un raro impreso

19.02.2017 | 05:30
Balneario de Baños de Molgas.

Baños de Molgas es uno de los balnearios de Ourense con más historia de eficacia curativa de sus aguas. Uno en esta memoria afectuosa al Dr. Míguez que sabía casi todo de nuestras aguas salutíferas y a Don Eduardo Laherrán de la Sota, el santanderino que por matrimonio fue director del balneario, alcalde querido de aquel ayuntamiento, los dos amigos afectuosos y entrañables fallecidos recientemente.

El mundo del termalismo vive un buen momento de reconocimiento y de miradas agradecidas, yo no pretendo meterme en hacer la valoración de la importancia científica sino aportar algún dato sobre Molgas, que estoy seguro los especialistas en su mayor parte conocen, y una historia inédita y curiosa nada menos que del siglo XVI y que es sin duda valiosa para la pequeña historia de nuestras aguas.

Memorias

Un reglamento de 12 de mayo de 1874 disponía la redacción anual de una memoria de cada uno de los balnearios, que como centros de salud pública debían pasar un control sanitario oficial. Son interesantes estas memorias aunque lógicamente hay que leerlas sabiendo que interesadamente sólo aportaban lo positivo de la gestión y disimulaban las deficiencias que algunos de estos establecimientos tenían en sus servicios.

No conozco, pero no quiere decir que no exista ya, algún estudio histórico que teniéndolas como fuente haya seguido el curso de la actividad concreta del Balneario de Baños de Molgas. Casi todas son manuscritas y se encuentran en la sección médica de la Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid, que oportunamente las ha digitalizado y puesto al servicio del investigador en su página web.

Doy la referencia de las que allí conservan manuscritas y luego me detengo en la única que se imprimió por el interés que tiene como impreso para la historia de la imprenta en Galicia.

Las memorias las firma el médico director del establecimiento por lo que también nos permiten conocer la lista de estos profesionales que por lo que se ve duraban poco al frente del mismo, quizá porque siendo Baños de Molgas un pueblo, buscarían otros empleos más urbanos o mejor remunerados. Son las siguientes, anuales al principio y luego quinquenales. Casi todas parecidas por supuesto en cuanto a la calidad y composición de las aguas y con datos distintos de mejoras en las instalaciones y cuadros estadísticos de los enfermos y sus dolencias. Subrayo en negrita los diversos directores

-Memoria sobre los Baños de Molgas (Orense) : [1878] / [director] Juan Wais

-Establecimiento balneario de Molgas en la provincia de Orense: memoria correspondiente al año de 1880 formada en virtud de lo dispuesto en el artículo 57 del reglamento de 12 de mayo de 1874 / por Antonino Andrés Caña y Gamero, médico director del referido establecimiento

-Establecimiento balneario de Baños de Molgas en la provincia de Orense: memoria correspondiente al año de 1881 formada en virtud de lo dispuesto... / por D. Antonino Caña Gamero, Médico Director del referido Establecimiento

-Establecimiento balneario de Baños de Molgas en la provincia de Orense: memoria correspondiente al año de 1882 formada en virtud de lo dispuesto en el artículo 57 del reglamento de 12 de mayo de 1874 / por Antonino Caña Gamero, medico director del referido establecimiento

-Establecimiento balneario de Baños de Molgas en la provincia de Orense: memoria correspondiente al año de 1883 formada en virtud de lo dispuesto... / por Antonino Caña Gamero, medico director del referido establecimiento

-Establecimiento balneario de Baños de Molgas en la provincia de Orense: memoria correspondiente al año de 1884 formada en virtud de lo dispuesto en el articulo 57 del reglamento de 12 de mayo de 1874 / por Antonino Caña Gamero, medico director del referido establecimiento

-Memoria de las aguas minero-medicinales de Baños de Molgas (Provincia de Orense) aguas termales bicarbonatadas sódicas: variedad silicatada / por el Médico-Director Pio Pita Cobian. 1885

-Memoria oficial del establecimiento balneario de Baños de Molgas : temporada de 1887 / el medico-director C. Compaired

-Establecimiento balneario de Molgas, provincia de Orense, aguas bicarbonatadas-sódicas-termales, variedad silicatadas: memoria de la temporada oficial del año de 1888 por el médico-director Lope Valcárcel Vargas.

-Baños de Molgas : memoria anual reglamentaria correspondiente á la temporada de 1889 / por el Medico-Director en propiedad por oposicion, Dr. Dn. Felipe Isla.

-Memoria anual reglamentaria de Molgas,Orense: año de 1890 / [por el Medico-Director en propiedad, por oposicion] Dr. Dn. Felipe Isla.

-Baños de Molgas: memoria del director, correspondiente á la temporada de 1892 / el médico-director Luciano Courel.

Establecimiento balneario de Molgas(Orense): memoria del director, correspondiente á la temporada oficial de 1894 / [el médico-director] Luciano Courel.

-Baños de Molgas (Orense): memoria y estados correspondientes a la temporada oficial de 1896 / el médico director Mariano de M. Abad.

-Establecimiento balneario de Molgas (Orense): temporada de 1897 / el médico-director Mariano de M. Abad.

-Balneario de Molgas (Orense): temporada oficial del año 1898 / el médico-director en propiedad Miguel Gómez-Camaleño y Cob.

-Memorias del balneario de Molgas en la temporada de 1901 / el medico director Desiderio Varela.

-Memoria quinquenal del establecimiento balneario de Molgas (provincia de Orense) / por el Dr. Luciano Courel Armesto, médico-director, en propiedad, del mismo, premiado con diploma de 1a clase, por el Real Consejo de Sanidad del Reino, 1908

Un raro impreso

Una de estas memorias se imprimió en un raro folleto del que hay algún ejemplar, pero de cuya rareza es buena prueba que no figura en el Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español del Ministerio de Cultura con millones de fichas. Dice así su portada: MEMORIA/ DE LAS AGUAS MINERO-MEDICINALES /DE BAÑOS DE MOLGAS/ (Provincia de Orense), AGUAS TERMALES BICARBONATADAS SÓDICAS, / VARIEDAD SILICATADA / Por el Médico-Director/ D. PÍO PITA COBIÁN.-- / PONTEVEDRA : Imprenta y Librería de José Alfredo Antunes / CALLE DEL PUENTE NÚM 20/ 1885. Folleto en cuarto de 36 páginas y cuyo contenido es el siguiente: Una reseña de la localidad con su situación geográfica, descripción urbanística, de las casas, clima, terreno, hallazgos arqueológicos, cultivos y hasta un detallado elenco de plantas medicinales- Dos notas en relación con la vida termal de Baños de Molgas, al señalar que atraviesa el pueblo el río Arnoya valora los paseos pintorescos y frondosos bosques: "A estos lugares los bañistas acostumbran a llevar sus comidas de campo y en las márgenes del Arnoya, a la sombra de los alisios y abedules, pescan las sabrosas y nombradas truchas." Y que muchas "casas del pueblo dispensan hospedaje a los bañistas, que desean vivir con más economía que en la fonda".

Interesa más la descripción del balneario, señala que son dos los manantiales que se explotan para uso medicinal situados en las inmediaciones de un antiguo puente de origen romano: el primero se denomina Charca o Templado al otro le llaman Caliente, se detiene más en éste dando cuenta de las circunstancias del manantial y del edificio que lo alberga con las elementales comodidades de que constaba en 1885, que aun siendo la memoria claramente elogiosa no hay duda que entonces estaban lejos de lo que hoy consideraríamos lujoso, no obstante así lo describe: "Este edificio tiene aproximadamente la forma de un cuadrilongo paralelo al curso del río con el ángulo del noroeste truncado para disminuir el choque de la corriente. Mide una superficie de 164 m?2;; su construcción de sillería es sólida tiene tres pisos, el bajo con los manantiales, baños y vestidores y los altos con un salón extenso para recreo y habitaciones bien distribuidas destinadas a alojarse los bañistas de desahogada posición constituyen lo principal del edificio". Habrá que esperar a 1926 para que el balneario adquiera una fisonomía de más presencia con el edificio que se une a este y se encarga al conocido arquitecto de Ourense Manuel Conde Fidalgo.

El folleto del Dr. Pita Cobián valora las propiedades físicas de las aguas y gases, hace el análisis cualitativo y cuantitativo de las mismas y sobre todo vende sus virtudes medicinales contra la gota, reumatismo, artropatías, lesiones traumáticas, parálisis, neuralgias, histerismo, enfermedades de los órganos sexuales de la mujer, dermatosis, enfermedades del tubo digestivo, del hígado y litiasis úrica.

Una monja de Allariz

Información curiosa e inédita sobre el uso terapéutico de las aguas es del año 1594, un buen testimonio para la historia termal de Ourense. Se trata del caso de una monja de Santa Clara de Allariz, que por ser de rigurosa y papal clausura no podía salir del convento, el edificio entonces era el medieval anterior al actual barroco del que se conservan algunas estancias, por lo que se abre todo un proceso para obtener el permiso del Nuncio para poder tomar las aguas como único remedio. Del documento (AHDOurense 20-09-69) anotamos solo "las preguntas siguientes por las que serían examinados los testigos que fueren presentados para la verificación de la narrativa que Ana Colmenera monja de Santa Clara la real de la Villa de Allariz hizo al Ilustrísimo y Reverendísimo señor Nuncio de la necesidad y causas que tiene para salir a curarse fuera de su monasterio": entre estas preguntas la primera naturalmente es si conocen "a Ana Colmenera, si saben que es monja profesa en el Monasterio de Santa Clara la Real de la orden de San Francisco en la villa de Allariz, que fue abadesa en el dicho monasterio".. También "i saben que la dicha monja es mujer vieja de edad de 60 años y más". Tercera "si saben que la dicha Ana Colmenera ha estado enferma y al presente lo está de una grave enfermedad contagiosa y peligrosa y si es de las contenidas en el motu proprio y bula de nuestro Santísimo Padre el Papa Pío V de feliz recordación, que trata sobre el modo y forma de dar licencia a las monjas enfermas para salir de sus monasterios a curarse". Si saben que no puede ser curada dentro del monasterio dónde está ni en otra parte o monasterio de su religión, y principalmente la pregunta que nos interesa "Si saben que los médicos que han curado a la dicha Ana Colmenera monja de la enfermedad que al presente tiene han dicho siempre ser su último remedio salir a tomar los baños que para su salud le son necesarios y que no tomándolos no sanará de la dicha enfermedad, los cuales baños no los puede tomar la dicha Ana Colmenera dentro de su monasterio por estar los dichos baños donde se ha de bañar en el lugar de Molgas que es de la jurisdicción del conde de Monterrey en esta diócesis de Orense."

Para completar esta curiosa información transcribo, actualizando la ortografía el informe facultativo, hay otro de tres médicos de Ourense que afirman lo mismo, del doctor Benito López, interesante también para la historia médica de Ourense: "A 21 del mes de febrero del año de 1594 años en el monasterio de Santa Clara la Real de Allariz, Ana Colmenera religiosa en este Santo convento que entonces era abadesa, por la voluntad divina tuvo una apoplejía de la cual por los remedios que se le hicieron se libró de ella con el suceso que dice Avicena quedando como una perlesía, (Diccionario de la R.A. de la Lengia: Privación o disminución del movimiento de partes del cuerpo), la cual yo el doctor Benito López médico asalariado en esta villa y por los Regidores y vecinos de ella, desde el principio que le dio la curé con el cuidado posible y con todo eso no mejoró, antes queda tullida del lado izquierdo desde arriba hasta abajo y sin habla y no solo esto sino que con la demasía del humor que me parece es flema salada, se le hacen algunas llagas y postillas que me parece será de mucho daño para todas las religiosas. No resta otro mayor remedio y de más provecho que salir a tomar los baños y para sanar y convalecer de tan grave enfermedad tiene menester cuatro meses que por ser así la verdad lo firmo de mi nombre, fecha en la Villa de Allariz a 15 días del mes de junio de este año de 1594".

(*) Delegado de patrimonio de la diócesis y archivero de la catedral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las atracción de las luces de Navidad

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, está que se las pela poniendo...

 
 

Dicho con mucha Cortesía

Nos fuimos a la hora aperitiva a pasear por el Calvario, que es mucho barrio y, cómo no,...

 
 

ANXEL VENCE

Los Balcanes quedan lejos

"Disturbios en los Balcanes" fue un titular recurrente de los periódicos...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

Buenos y malos

La sinrazón nacionalista resucitó la intolerancia

 
 

MANUEL BRAGADO

Anel verde

Unha coroa arbolada compacta de más de 70 hectáreas non exenta de perigos

 
 

PEDRO DE SILVA

Necrofilia nacional

"Franco ha vuelto", reza el último lema del independentismo. El...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine