14 de diciembre de 2016
14.12.2016
tribuna del lector

El dinamismo evangelizador de monseñor Echevarría

14.12.2016 | 02:04
El dinamismo evangelizador de monseñor Echevarría

Javier Echevarría (1932-2016) ha sido el obispo que ha introducido el Opus Dei en el siglo XXI, como prelado de esta institución universal de la Iglesia Católica, formada por unas 90.000 personas, la gran mayoría cristianos corrientes.

El papa Francisco, en un telegrama enviado a Mons. Fernando Ocáriz, Vicario Auxiliar del Opus Dei, decía que "recibida la triste noticia del inesperado fallecimiento de Monseñor Javier Echevarría Rodríguez, Obispo prelado del Opus Dei, deseo hacerle llegar a usted y a todos los miembros de esa Prelatura mi más sentido pésame, al mismo tiempo que me uno a vuestra acción de gracias a Dios por su paternal y generoso testimonio de vida sacerdotal y episcopal, a ejemplo de San Josemaría Escrivá y del Beato Álvaro del Portillo, a quienes sucedió al frente de toda esa familia, entregó su vida en un constante servicio de amor a la Iglesia y a las almas".

Como pastor, se caracterizó por su fidelidad a la Iglesia, su unión al Papa y por un dinamismo evangelizador abierto a todos. Conocedor de la situación del mundo, conjugaba la visión universal con la cercanía a cada persona. Cuando llegaba a una ciudad en cualquier punto del planeta, lo primero que hacía era visitar a enfermos y ancianos.

Entre sus tareas figura la expansión del Opus Dei, iniciada por su antecesor, por los países que hasta principios de los 90 se encontraban tras el telón de acero, como Rusia, Kazajistán, Eslovenia, Croacia, Rumanía o Lituania. Durante su misión pastoral (1994-2016), la Obra comenzó su trabajo estable en más de 15 naciones, entre ellas Uganda, Líbano, Sry Lanka, Indonesia y otras.

Le preocupaba la proliferación de la indigencia social, lo que le llevó a promover iniciativas destinadas a aliviar el sufrimiento y mejorar la educación. Otra de sus preocupaciones era la paz y la situación de conflicto de muchos países, como el actual de Siria. Su dinamismo le impulsó a viajar por todo el mundo y comunicar la alegría del Evangelio. Con una edad ya avanzada se embarcaba en periplos por distintos países, reuniéndose con miles de personas y unas agendas de trabajo que hubieran cansado a un hombre joven.

Escribió un buen número de cartas pastorales y libros de espiritualidad. Fue miembro de la Congregación para las causas de los Santos y de la Signatura Apostólica. Tomó parte en los sínodos de obispos dedicados a América (1997) y Europa (1999) y en los convocados en 2001, 2005 y 2012.

Su último viaje a Galicia fue el 23 de noviembre de 2010, cuando se acercó a la catedral de Santiago para cumplir, como un fiel más, con los ritos del Año Santo.

* Vicario del Opus Dei en Galicia

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El fuego del astillero tradicional de Moaña se resiste a irse

Ya pasaron más de dos meses desde que alguien quemase...

 
 

Los 95 de Roberto Vidal

Ardo en deseos de verme a mediados de la próxima semana con Roberto Vidal y sus 95 tacos, con...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

Los ´errores´

Lo más probable, vista la costumbre de algunos políticos, es que el...

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

Goethe y la ´turismofobia´

Cuando en el otoño de 1786, Johann W. Goethe, después de haber soportado un mal...

 
 

MATÍAS VALLÉS

Barcelona entra en la ´nueva normalidad´

No es un atentado contra España o Cataluña, el terrorismo islámico...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine