29 de noviembre de 2016

Trump & Bieber y la escena pop/rock

29.11.2016 | 02:06

La fuerza de la música popular sigue intacta en la política norteamericana. Hasta el punto de que Justin Bieber, fenómeno fan prácticamente desde que nació, aparece en un análisis de un articulista de "The New York Times" sobre la personalidad de Donald Trump. Una reflexión que va de la "doctrina Sinatra" aplicada a la era de Gorbachov, en el sentido de que cada país "podía seguir su propio camino", a la de Bieber ligada a "Love Yourself", un tremendo éxito del joven cantante canadiense que habla de amor y que se adelantó en su día con un vídeo en el que una pareja baila en su casa, empezando en la cama, siguiendo por el pasillo y pasando por la nevera para coger una manzana y otros productos refrigerados. Balada de desamor cuyo mensaje final sería "Ámate", que debe de ser, lo de "amarse", muy de Trump. La canción es un quejido: "Quiérete a ti misma". Más o menos una referencia a los postulados del presidente cuyo discurso es el nacionalismo estadounidense. Pero, en fin, esto es una comparativa muy bien traída en el citado artículo a cuento de Sinatra y Gorbachov. Dejando de un lado asuntos geopolíticos tan elaborados, la evidencia es que la música pop/rock y tendencias colaterales siempre han estado ligadas a la política estadounidense. Ya desde los años en que Dylan proclamaba aquello de que los "Tiempos están cambiando", los candidatos se arriman a todo fenómeno musical, y Trump no se cortó un pelo. Tuvo problemas al principio de la campaña por abrir con "Start me up", de "Los Rolling Stones". No le venía mal porque el presidente electo se "enciende" a la más mínima. No se cortó y cerró campaña con la bellísima "You Can't Always Get What You Want" ("No siempre puedes conseguir lo que quieres"), que, efectivamente, se cumple porque Trump ya echó el freno de mano a su discurso tras proclamarse ganador de las elecciones. Con la utilización de esta pieza, Mick Jagger bromeó en Twitter: "Estoy ahora viendo las noticias. A lo mejor me piden que cante 'You Can't Always Get What You Want' durante la toma de posesión".

Hay que sumar a este show a Adele, que mostró su disgusto por la utilización de "Skyfall", la de James Bond; también se quejaron "Aerosmith" y varios más. Y es que el pop/rock es desde los tiempos un objetivo clave de los directores de campaña. De hecho, Bill Clinton entró por la puerta de la Casa Blanca al ritmo de "Don't Stop", de "Fleetwood Mac".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los plenos de Bueu no son lo mismo sin él y por eso le deseamos una pronta recuperación

Hablamos por supuesto de Julio Villanueva. El activo y crítico...

 
 

Mis encuentros en el tren

El tren Alvia a Madrid ya daba los pitidos de salida, ya a punto de cerrar sus puertas cuando...

 
 

RAQUEL FIGUEIRAS*

Respeto e igualdad. Todavía ficción (II)

Otros apuntes que aterran son la poca conciencia y visibilización de...

 
 

MANUEL BRAGADO

Desbloqueo metropolitano

A pasada semana as páxinas de FARO DE VIGO acolleron tres artigos magníficos, escritos por...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

La sensación

Uno de los episodios que hacen más complejo -y a veces difícil de entender- el Estado de...

 
 

G. GARCÍA-ALCALDE

Las sondas tenebrosas

¿Es esta una honorable salida de la crisis?"

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine