04 de noviembre de 2016
desde mi atalaya

Comandancia de Marina

04.11.2016 | 02:59
Comandancia de Marina

Para que los jóvenes marinenses sepan porque algunos estamos defendiendo lo que entendemos son nuestros legítimos derechos, traemos hoy a este comentario semanal, la creación de la Comandancia de Marina, con motivo de cumplirse el CXIII aniversario de su creación, creada por R.O. del día 2 de noviembre de 1903, por el entonces Ministro de Marina, el insigne pontevedrés, don Eduardo Cobián Roffignac. En el preámbulo de la citada disposición, y a modo de justificación de la creación de ésta Comandancia de Marina, dice: "?en atención al desarrollo mercantil del puerto de Marín y al incremento industrial que experimenta la pesca en la ría". Es decir que el motivo de su creación fue el puerto de Marín, sin hacer mención alguna al puerto de Pontevedra. En su parte dispositiva, sigue diciendo: "se crea una comandancia de Marina de 2 clase, que se llamará de Pontevedra y tendrá su capital en Marín". Otro absurdo, llamarla de Pontevedra cuando su creación se debía única y exclusivamente al desarrollo marítimo del puerto de Marín. Por eso conviene que nos detengamos para pensar que altas razones o secretas conveniencias, pudieron haber influido para, tratándose de un organismo marítimo con función adscrita al puerto de Marín, se llamase en cambio de Pontevedra.

Pues el texto de la R.O., dice sin lugar a dudas que "se llamará de Pontevedra", simple denominación formal, y continúa el texto: " tendrá su capital en Marín". Lo que es lo mismo que Marín será la residencia de la autoridad jurisdiccional y la de sus funciones peculiares. Y no podría ser de otra manera, pues ¡qué cometido tendría una Comandancia de Marina donde no hay mar! Qué razón tendría si no hay puerto, cómo podría velar por el "buen amarradero de las embarcaciones" ó "cuidar del orden de carga y descarga de los buques" ó "disponer debidamente sus maniobras" y "garantizar en fin, la policía general de seguridad marítima", funciones todas ellas propias del Comandante de Marina como capitán del puerto. Se señaló también la plantilla del personal que habría de atender los servicios, tanto en la Comandancia de la capital, Marín, como en las ayudantías de los distritos, aprobándose la bandera distintivo con forma rectangular y dividida diagonalmente en cuatro triángulos, el superior e inferior azul, y los laterales blancos. De esta manera la Comandancia de Marina "llamada" de Pontevedra, prescindiendo del nombre de Marín, su capital, nace sembrando la ambigüedad y la confusión en los medios marítimos, pareciendo como si se pretendiese de una manera oficial, tergiversar la realidad, pues cuando la autoridad de Marina intervenía, era Marín el que actuaba.

La respuesta a esta situación la dieron de una manera espontánea los pescadores, marinos y navegantes, que llamaron usualmente Comandancia de Marian de Marín, por ser este el puerto residencia de la suprema autoridad jurisdiccional. Quedando a las claras la maniobra de la capital, ayudado por los políticos caciquiles que así lo consintieron. Pero 113 años después la tendencia de perjudicar nuestra villa sigue sin que nadie haga algo por evitarlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los disfraces del inspector Clouseau

Aunque lo parezca, está visto que Mariano Abalo, ese inefable...

 
 

Unos callos constitucionales

Como somos constitucionales porque tenemos memoria de lo que España...

 
 

FRANCISCO GARCÍA PÉREZ

La muerte de la palabra

La palabra ha dejado de existir, tengo el disgusto de anunciarlo. Sigue habiendo palabras, ya...

 
 

MERCEDES GALLEGO ESPERANZA *

La iconografía de la Inmaculada en la catedral de Ourense

El 8 de diciembre de 1854 el Papa Pío IX proclama el Dogma de la...

 
 

MARTIÑO RIERA*

Educar no rima con maleducar

En la última década se han producido avances importantes en el mundo...

 
 

MANUEL TORRES

Alfredo Sánchez Murcia

Desde éste pequeño comentario semanal, queremos unirnos al merecido homenaje que se le...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine