El rufián y el cantaor Poveda

01.11.2016 | 04:55
Deliberantes. No me digáis que no parece esta foto, tomada por Marta G. Brea en Valladares hace unos días, un cónclave de veteranos deliberantes, un especie de tribunos del pueblo dirimiendo asuntos de su gente.

Desde el Parlamento, esa tarde del viernes , un tipo cuya personalidad se identifica con su apellido, Rufián, al que hay en su tierra quienes le llaman el Psycho y por algo será, había proferido chalaneos tribales como portavoz de los que quieren desunir... Esos que nos consideran al resto Los Otros. Esa misma tarde yo me fui en Salamanca al concierto de Miguel Poveda con la viguesa Samanta Buendía y vi allí, en un auditorio lleno, todo lo contrario: un cantaor del sur aunque nacido de emigrantes en Badalona que, expresando en el más alto nivel poético su cultura andaluza, nos la hacía sentir a los que estábamos allí como diferente pero al tiempo también nuestra, una cultura que fomentaba el Nosotros. El Psycho expelía en el Parlamento palabras rufianescas, zafias, toscas, hoscas, propias de botarate tribal que habla de Nos Otros y Los Otros. Poveda, con poemas de expresión sutil, nos hacía vibrar en común y sentir orgullosos partícipes de lo diferente.

El 25 aniversario en charro

Tengo que confesar que Samanta y su acompañante habitual, el vigués Benito Pereira, dejaron la ciudad olívica para celebrar en la del Tormes su 25 aniversario de boda, que ya es decir en estos tiempos que corren. Invitado fui por ellos a una comida en el Castillo del Buen Amor, que yo os recomiendo a todos los románticos, en el que yo ya dormí meses ha en la habitación del cuerpo de guardia (de diseño ahora), y que tiene como comedor las amplias caballerizas que un día acogieron los corceles del primo de nuestro arzobispo de Santiago, Alonso de Fonseca, también arzobispo y de igual nombre aunque de otros territorios eclesiales, que fue hace siglos su propietario, con su amante María de Ulloa. Allí su cocinero jefe, Daniel Esgueva, nos mandó a la mesa unas carnes a la piedra que nos hicieron temblar de placer, mientras en la caballeriza de al lado se preparaba una larga mesa para al menos 60 comensales que debían llegar vestidos por la noche para celebrar el Samaín en el castillo, con actores contratados, candelabros, calaveras diseminadas y cabezas cortadas colgadas de las almenas. ¡Vaya nochecita!

Un recurso a la santa

El caso es que deseamos a la pareja otros 25 años más de supervivencia conyugal pero, dada la dificultad, pensamos que solo con la intervención divina y al día siguiente, aprovechando que estábamos al lado de Alba de Tormes, pensamos en la mediación de la santa Teresa allí enterrada. No tenemos fe pero tenemos ganas. Allá nos fuimos, visitamos los restos de la santa yacente pidiéndole su intercesión en el alargamiento conyugal, allí comimos después como refrigerio unos pescaditos del Tormes y volvimos a Salamanca para tomar un café en la magnífica terraza de su Parador, desde la que se divisa la ciudad en su esplendor catedralicio. ¿Y a quien nos encontramos allí con su marido belga y un primo charro pintor de magníficas obras realistas que ya expuso en Vigo en una sala de la extinta Caixanova? Pues nada menos que a Carmen Vilaboa, "Jocha" para los amigos, que desde Vigo tanto hizo como presidenta de la Asociación Galega de Enfermedades Musculares. ¡Qué buen humor acompaña siempre a esta viguesa, para iluminar con sonrisas su inteligencia!

Y la Fundación Magar

Y metido en estas porfías suena el teléfono y oigo al otro lado la voz de Magar, que ya sabéis que durante más de medio siglo fotografió los más brillantes y oscuros lugares de esta ciudad. Este sí que ha hecho los 50 años de casado. Medalla al Mérito hay que darle a su mujer. Magar nos recuerda que el sábado día 12 se celebrará esa cena anual benéfica de la Fundación que lleva su nombre, con destino a la investigación sobre la acondroplasia. Siempre llena Magar con vigueses de pro y este año serán 55 euros el cubierto en el hotel Los Escudos (niños, 25) pero tendréis a las 21 h. cóctel de bienvenida, sorteos mil tras la cena y baile después con barra libre. Imposible más por menos y se ayuda a una causa (tfnos 986205134- 678704625).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JUAN CARLOS RODRÍGUEZ BERNÁRDEZ

A necesidade de darlle seguridade xurídica

La puesta en marcha de la Ley de Dependencia en España supuso una...

 
 

La marca surfera de Vigo

Estuvo por la ciudad Marlon Lipke, y paseó por el Casco Vello: vinito en A Lareira, comida en...

 
 

Presupuestos y compromisos

La Xunta ha dado a conocer la partida presupuestaria que destina a Pontevedra y no es...

 
 

ANTONIO TOURIÑO

Un Hospital sin riendas

La renuncia del gerente del Hospital do Salnés abre un camino lleno de incertidumbres para la...

 
 

J. ARNEIROS TORCELA *

El valor educativo de los juegos tradicionales

La cultura gallega, enormemente rica, por su ciclo anual de fiestas...

 
 

XOSÉ RAMÓN BLANCO*

Pendellos de Agolada

Dicía recentemente nunha entrevista o historiador Alfonso Mato, gañador do Premio Ramón Piñeiro...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine