Marco, de cine y escultura

21.10.2016 | 04:55
Medio siglo después de la mili. Aquí veis, acompañados de sus damas, a 46 varones en gran parte vigueses que en 1966 cumplieron una obligación común: empezar el servicio militar en Figueirido. Ya no hay mili pero aquella experiencia que vivieron muchas generaciones de españoles hasta que se eliminó ese servicio popular y obligatorio al Estado (el pueblo en armas de la Revolución Francesa), deja honda huella en la gente, una memoria común irrepetible. Por eso en Fiigueirido se reencontraron los que veis y allí renovaron el juramento de fidelidad a la bandera que ya habían realizado ¡hace medio siglo!

Ayer,tomando una copa con mi médico de cabecera, me echó una amigable bronca mientras bebía la suya por tomarla yo incluso con él: que si el colesterol, que si triglicéridos... Así que hoy me levanto arrepentido hasta de contaros placeres gastronómicos. Hoy os hablo de escultura y cine, porque me cuenta Marta Viana que esta semana empieza la nueva temporada de cursos de adultos en el MARCO con dos nuevas propuestas, a cada cual más golosa. Uno es con mi dilecta amiga Ana Pereira, de la que siempre me llamaron la atención los cursos que da por su atractivo y originalidad. El que ahora tiene entre manos y al que podéis apuntaros, cada miércoles de 19.30 a 21 horas, es una aproximación a los "Lenguajes escultóricos contemporáneos", en el que os hablará de los cambios experimentados, su relación con el entorno social de cada tiempo,... El otro curso lo dará los jueves José Manuel López, lo titula "Zerkalos", y a lo largo de veintitrés sesiones confrontará parejas de películas a través de sus reflejos temáticos, políticos, conceptuales y/o formales, como una relectura crítica de algunas de las historias posibles del cine. Con José Manuel coincidí en dos últimas fiestas del audiovisual y me dicen que sus cursos tienen la altura de su cuerpo, que es como para jugar en la NBA. Para matricularos, llamad al MARCO (986 113900) y sed felices con la palabra.

Toda una descarga poética

Y ya que hablo del Museo Marco, y ya que Vigo vive desde ayer una semana de andamiaje poético con ese Festival Kerouac llenode propuestas, os recuerdo que en este museo teneís hoy a las seis y media una charla sobre la influencia actual de la Generación Beat y seguirá con descargas poéticas hasta las ocho y media,. ¡Ah, pero desde las 10, tendreís poética caña en La Fiesta de los Maniquíes! Y mañana, a la misma hora de la tarde y en el mismo Marco, más metralla con poetas entre ellos Graciela Baquero a las 7 de la tarde. Y acordaos de que una hora antes, a las seis, habrá un "flashmob" en Príncipe en el que van a participar muchas personas

Y toda una invasión cultural

Pero si Marcos de la Fuente y Vanesa Álvarez han conseguido una concentración de poetas en Vigo inusitada, el llamado "Festival Nun Local" que en su tercera edición prepara Edward Morgan para el 18, 19 y 20 del próximo mes es de fantasía. Unos 50 locales y espacios del barrio viejo se llenarán esos tres días de fin de semana de actuaciones simultáneas, incluyendo el Mercado do Berbés, para lo que ya hay 100 artistas seleccionados. En el Picadillo, el restaurante que Edward prefiere en Vigo, me contó que va a a haber poesía también, con la venida entre otros desde Salamanca de la Premio Nacional Jouvenil Celia Correa, y quizás un encuentro con Poesía a la Carta. No faltarán grupos de música incluido, uno irlandés y otro de Asturias, danza, teatro tanto de cabaret como para niños e incluso para bebés,magia... Aunque contará con voluntarios esos días dada su magnitud y complejidad es increíble que un solo hombre, Edward Morgan, lo organice todo y sin subvenciones. Si yo fuera una firma o una institución lo apadrinaría porque nunca se da en Vigo tanta concentración cultural como en este "Festival Nun Local",nunca algo tan rentable en imagen.

Medio siglo después de la mili. Aquí veis, acompañados de sus damas, a 46 varones en gran parte vigueses que en 1966 cumplieron una obligación común: empezar el servicio militar en Figueirido. Ya no hay mili pero aquella experiencia que vivieron muchas generaciones de españoles hasta que se eliminó ese servicio popular y obligatorio al Estado (el pueblo en armas de la Revolución Francesa), deja honda huella en la gente, una memoria común irrepetible. Por eso en Fiigueirido se reencontraron los que veis y allí renovaron el juramento de fidelidad a la bandera que ya habían realizado ¡hace medio siglo!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

J. ARNEIROS TORCELA *

Pequeña historia de los cine clubs en Ourense

El 28 de diciembre de 1928 se creó en España, en la...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

La evaluación

Una de las sorpresas que ha deparado este verano que parece no acabarse nunca -sus calores...

 
 

SANTIAGO LAGO PEÑAS*

Un debate desenfocado

Me temo que el debate sobre el turismo que se está desarrollando en España en las...

 
 

MATÍAS VALLÉS

Trump triunfaría en Corea del Norte

El conflicto de Corea del Norte demuestra que el planeta no puede...

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

El guion de los atentados

Es inevitable seguir hablando de los trágicos sucesos de Cataluña, de sus...

 
 

PEDRO DE SILVA

Abatidos

Abatir, en primera acepción (RAE) es derribar algo, echarlo por tierra. Solo en cuarta...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine