19 de octubre de 2016
19.10.2016

El palo que no ardió en el Infierno

19.10.2016 | 02:22

A primera vista, el cuerpo de James Nachtwey parece un cuerpo humano normal al que le hayas quitado el 70% de agua que tienen todos los cuerpos humanos normales. En cierta manera, el drenaje parece coherente con la actividad profesional del portador: cuando te has pasado mucho tiempo asomándote a todos los infiernos que pueblan la tierra hay cosas que se te evaporan para siempre. Te curtes, que se dice.

Nachwey parece un palo que mira. La piel está hecha con corteza. Los ojos son muy pequeños y se mueven rápido tras los párpados espesos cuando tiene delante a unos cuantos fotógrafos retratándolo, como si él los estuviera retratando a la vez. Será un acto reflejo. Es imposible saber qué está pensando. No hay lenguaje corporal. Salvo los ojos buscadores, en la cara no se mueve ni un músculo. Ni uno solo. La boca, ancha, es una línea horizontal perfecta e inmóvil. Ni sonrisa ni desagrado. Es el punto muerto de la emoción. Quizá sea el uniforme laboral que gasta, una especie de traje ignífugo: esa debe ser la única postura emocional que permite seguir aprentando el disparador y no salir corriendo cuando se desatan ante ti los mil demonios.

Lo que menos encaja en Nachtwey es lo bien peinado que va. Si fuera otro el que hubiera visto tanta mierda pasando delante de su cámara, seguro que iría tirándose de los pelos. Si es que no estaba calvo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LUIS MUÑIZ

Hacer política

La dificultad de pensar en el día después sin plan B de Rajoy y con C's y Podemos yendo a lo suyo

 
 

MANUEL TORRES

Aquel San Miguel

Como hicimos con la fiesta de la Patrona, seguiremos hoy con las de San Miguel para que los...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

El tiempo

Con las cifras en la mano, y el mayor de los respetos para quien opine lo contrario,...

 
 

ANXEL VENCE

¿Adónde van los que se van?

Hay un chiste poco conocido y quizá no muy gracioso sobre los últimos días...

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

Rasputín y los efectos del cianuro

En el pasado verano fue objeto de polémica en los medios una...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

La eterna desconfianza y división de la izquierda

No ocurre solo aquí con Izquierda Unida y ahora con Podemos y...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine