La hemeroteca del Decano

01.10.2016 | 05:25

Hace 130 años | 1-9-1886

En Vigo circulaban rumores de que el servicio de trenes que unía la ciudad con Oporto sería reducido. A pesar de la buena acogida que había tenido, los responsables ferroviarios consideraban que en algunos horarios no se registraba una buena afluencia de pasajeros. También se hablaba de una modificación de las frecuencias y que las salidas de ambas ciudades fuesen a primera hora de la mañana. De momento, se trataba de un rumor, pero el alcalde se puso en contacto con la empresa para recibir información y mostrar su preocupación por el insistente runrún que circulaba por la ciudad. No obtuvo ninguna respuesta, según el Decano.

La Aduana instalada en el puerto vigués era la más importante de Galicia. Su recaudación durante el anterior mes de septiembre fue de 162.046,72 pesetas, según desvelaron sus responsables. Era la primera en recaudación muy por encima de A Coruña, Vilagarcía o Tui, las siguientes en importancia.

Hace 100 años | 1-9-1916

Las autoridades marítimas seguían multando a los pescadores que incumplían la legislación que había entrado en vigor pocos meses antes. Se impusieron sanciones por valor de 300 pesetas a seis embarcaciones por faenar de manera ilegal y también por falta de seguridad en los barcos. Algunas de las embarcaciones trabajaban de noche sin luces. El conflicto entre ambas partes se prolongaba en el tiempo. Y la solución no parecía sencilla. Los pescadores insistían en que la ley era muy exigente y había que cambiarla. Las autoridades defendían lo contrario e insistían en que seguirían ejerciendo una fuerte vigilancia.

Varias casas y comercios de la calles López de Neira y Príncipe sufrieron desperfectos por inundaciones debidas a la fuerte tromba de agua que cayó sobre la ciudad. Esta no era la primera vez que se producían estos problemas por la lluvia. Los afectados pidieron ayuda al ayuntamiento.

Hace 50 años | 1-9-1966

Un autobús se precipitó por un gran desnivel en Valadares y, aunque no hubo fallecidos, la mayoría de sus 30 pasajeros resultaron heridos y fueron atendidos en el Hospital Almirante Vierna. Se desconocían las causas del percance, aunque algunos viajeros informaron de la excesiva velocidad del autocar. El conductor explicó que le habían fallado los frenos. El vehículo se precipitó por una pronunciada cuesta y quedó detenido tras chocar contra una roca. Al lugar se desplazaron numerosos medios de emergencia.

La temporada de caza estaba a punto de comenzar y ya se habían tramitado las correspondientes licencias. Según los datos oficiales, en la provincia de Pontevedra estaban censados siete mil cazadores, una cifra superior ala de años anteriores. También se habían establecido los cotos para poder realizar una actividad que estaría vigilada por la Guardia Civil. En la comarca viguesa había un gran número de aficionados a la caza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine