28 de septiembre de 2016
28.09.2016
Un millón

El precio de las cenizas

28.09.2016 | 02:08
El precio de las cenizas

Las cenizas de celebridades son un nuevo nicho de mercado dentro de la especulación y el coleccionismo de gilipolleces. Las cenizas, que no valen nada, cuestan desde ahora 38.841 euros siempre que sean de Truman Capote. En realidad, ahora mismo ya no sabemos su precio. Depende de si alguien está dispuesto a pagar lo mismo o más por ese puñado de restos, un polvo que compite en precio con el de la cocaína y supera en mucho al ácido acetilsalicílico que, prensado como aspirina, quita el dolor de cabeza. Los restos de Capote ya no le hacen nada a ninguna cabeza, no así sus obras, mucho más baratas, si se toma la molestia de leerlas.

El valor de esas cenizas fluctuará. Si su dueño las retiene puede que en algún momento alguien pague más por ese residuo inorgánico de lo que fue materia orgánica, quizá abriendo un nuevo campo al loco mercado del arte por el bodegón de famoso, la naturaleza muerta incinerada, la vanitas matérica people. Como arte será escoria, como inversión se verá cuando la coloque a otro.

Las cenizas de Capote enseñan por qué el mercado puede regir los precios de las cenizas de famosos pero no la sociedad. Le han dado valor al último residuo de los restos de un escritor en los que no se encuentra ningún componente de los que le hicieron escribir lo que escribió. Como inversión, la cantidad no es una locura pero pasado a gasto de personal, las cenizas de Capote superan las dos veces el sueldo más habitual en España en 2013 (15.500 euros al año, 1.100 euros brutos al mes). Cuesta aceptar que el mercado, cuando es laboral, valore tan poco a los vivos, y cuando es gilipollas valore tanto los restos humanos. Lo inaceptable es que personas del engranaje de la sociedad, un conjunto de convivencia en el que los políticos sólo son los más visibles, acepten que sea el mercado el que ponga el precio de todo con toda libertad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine