desde mi atalaya

Las Fiestas Patronales

15.09.2016 | 02:36
Las Fiestas Patronales

Con más pena que gloria pasaron las Fiestas Patronales de nuestra villa, otrora centro de nuestro periodo anual festivo, que celebrábamos con gran alegría, entusiasmo y diversión. Hoy desgraciadamente "venidas a menos", tanto que ni siquiera la denominaron "Fiestas Patronales", sino "Fiestas de la Virgen del Puerto", ¡menudo eufemismo! Seguramente fue para despistar. Pobres aquellos que desprecian una larga y sentida tradición, quizás por ignorancia o por desidia, y a nuestro entender, debido a la pasividad o modernismo, ¡quién sabe!, de nuestra corporación, y como no por el conformismo de los propios marinenses. Decía una conocida marinense "¡He o que hay!". Y realmente así es. Es lo que tenemos, personas que desconocen la historia y las tradiciones más arraigadas de nuestra secular villa, y que no les importan, ni lo que fuimos ni cómo llegamos a esta situación. Al menos eso es lo que transmiten con sus actos.

Lo cierto es que no sabemos porque razón, nuestras Fiestas Patronales, año a año han ido a menos, hasta llegar a este estado ridículo y casi grotesco de éste año. Y algunos marinenses, o muchos, nos preguntamos porque se ha llegado a esta situación. Indudablemente por la pasividad y la inoperancia de los responsables de su organización, pero también por la despreocupación de los marinenses. La historia y las tradiciones forman parte importante de nuestro legado histórico, como los monumentos, los hechos y acciones, las maneras de vivir, etc., de todos aquellos que a lo largo de los tiempos han ido conformando lo que hoy es Marín. Por ello tenemos la obligación de conservar y mantener las tradiciones, porque no son fruto de un día a una "idea peregrina" circunstancial, no, son el resultado de un quehacer de los marinenses a lo largo de los tiempos, que arraigó y creció generación tras generación a lo largo de nuestra secular historia.

Por ello no entendemos las razones de éste languidecer de nuestras Fiestas Patronales, que han sucumbido ante las modernistas del Carmen, que no son y no deben ser incompatibles unas con las otras, pero que de ningún modo se pueden "despachar" unas Fiestas Patronales con la tradición de las nuestras, únicamente con los actos religiosos, y poco más, pues ni un solo cohete, sin un pasacalles, ni una mínima iluminación, sin una tirada "fuegos artificiales", sin una verbena etc., etc. Por lo que esperamos que esta situación no se vuelva a repetir, y el año próximo se celebren como dicta la tradición y la costumbre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine