La confusión de Rosa Quintana en Cangas

13.09.2016 | 06:05
La niebla que viene. Esta barrera de niebla que cruzaba el puente de Rande anticipaba el cambio de tiempo. Los más pequeños esperaban aún disfrutar del buen tiempo unas semanas más, para que la normalidad no les pillara de forma tan abrupta.

Nos encontramos con la conselleira del Mar, Rosa Quintana, a las puertas del edificio de Labradores, en las inmediaciones del Concello de Cangas, donde se sitúa ahora en la planta baja el edificio del Organismo de Recaudación de la Administración Local (ORAL) y en la superior la Cofradía de Pescadores "San José" de Cangas, aunque ésta última aún no está operativa. Allí observaba con paciencia que la puerta estaba cerrada y que había un letrero que invitaba a entrar por la puerta lateral. Pero claro, esa puerta era para el ORAL. Ella reconoció que siempre había acudido a sus encuentros con la Cofradía de Cangas en este edificio de la calle Cuba. Los marineros le alertaron después de que las oficinas de la Cofradía de Pescadores estaban en la lonja. Mientras, la junta directiva del pósito, esperando a la puerta de la lonja. Por cierto, que Rosa Quintana comunicó de forma conveniente su estancia en Cangas al alcalde Xosé Manuel Pazos, pero no lo invitó ni pasó a visitarlo.

Luís Bará no sale de Bueu

Algo debe ir bien en Bueu para el BNG, porque su candidato por la provincia, Luís Bará, no salé de ahí ni con lejía. Maña estará con Ana Pontón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine