Elogios a la situación urbanística

11.09.2016 | 02:58

Parece que se acaba el verano. Se dice que , "después de la Peregrina, el invierno encima" pero este año se nos ha dado, por lo menos, un mes más de buen tiempo con disfrute de la playa por todo lo alto en donde hasta el agua del mar estuvo acorde en lo que a temperatura se refiere, con el verano caribeño. Hemos tenido este año un elevado número de visitantes y una buena parte de ellos, extranjeros que se han llevado una magnífica impresión de las playas y sus servicios públicos, las primeras de ellas exentas salvo puntos muy concretos de la presión de edificaciones lo cual dice mucho a favor de quienes desde hace muchas décadas impidieron que se construyera, como en otros muchos lugares, al borde del mar, decisión urbanística que también tuvo que soportar críticas e inconformidades por quienes preferirían tomar el sol delante de los balcones de casas y hoteles. Para gustos hay colores de todo tipo pero a los visitantes se les oye elogiar por ejemplo a la playa de Mogor, precisamente por esa carencia de presión urbanística, igual que ocurre en gran parte de Aguete y, por supuesto, en Portocelo. No todo se ha hecho mal aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine