inmuebles en mal estado

La vieja prisión, en obras para evitar la caída de cascotes

30.08.2016 | 22:40

"El fomento y la conservación de edificaciones es uno de los factores que pueden ayudar a evitar el deterioro de los barrios". Lo reza una ordenanza sobre el deber de mantenimiento de los edificios que se incumple sistemáticamente en Ourense. De los 11.607 inmuebles de toda la ciudad que habrían tenido que someterse a la llamada inspección técnica de edificios (ITE) desde el año 2013 -un informe que evalúa las condiciones básicas de seguridad, estabilidad y habitabilidad-, solo han sido revisados unos 4.200 hasta la fecha, un 35% del total, por tanto.

Los particulares y comunidades de propietarios cumplen apenas y el Concello de Ourense se escuda en que no tiene recursos humanos suficientes para inspeccionar y requerirlos a todos, ejecutando el cronograma establecido por la ordenanza. Falta personal y hasta la aprobación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), bloqueada por dos objeciones del interventor, el escollo a sortear para contar con nuevos presupuestos, no se ve una solución. "Hacemos lo humanamente posible, pero la falta de personal impide llevar al 100% lo que determina la ordenanza. El primer deber es del ciudadano. El Concello tiene una labor de inspección", argumenta el edil de Urbanismo, José Cudeiro (PP). También aclara que los expedientes de edificios con problemas o que necesiten reparación, así como aquellos en que medie una denuncia, se agilizan.

En el municipio de Ourense -106.231 habitantes- hay unos 15.000 edificios y 75.000 inmuebles; todos con el reloj en marcha. Con independencia de si se conservan en aparente buen estado, la ordenanza aprobada en 2012 establece un calendario anual de revisiones preventivas y obligatorias, según la antigüedad. Las ITE, contratadas a un arquitecto o un aparejador y con una vigencia de 10 años, se resuelven de forma favorable o desfavorable, acordando medidas correctoras.

En el año 2016, la normativa municipal establece la revisión obligatoria de todos los inmuebles construidos entre los años 1966 y 1975. Son un total de 3.501 casas y edificios de todos los barrios de la ciudad y núcleos rurales del municipio. Según datos de principios de julio, solo se habían presentado 242 expedientes. En 2015 tocaba comprobar el estado de conservación de 2.504 edificaciones levantadas entre 1951 y 2015, pero 1.355 incumplieron la obligación.

En el año anterior estaba programado el control de las ITE de casas y resto de inmuebles aún más antiguos, erigidos entre 1911 y 1950. Se presentaron 814 inspecciones técnicas del total de 2.167 debidas. En 2013, primer ejercicio de revisión obligatoria -en 2012 la ordenanza concedía un periodo voluntario-, procedía evaluar 3.425 inmuebles de hace más de un siglo Fue el año con más expedientes tramitados, cerca de dos millares. Con todo, 1.469 inspecciones no se presentaron.

Incumplir el plazo de la ITE es una infracción leve. El Concello de Ourense puede imponer de 300 a 6.000 euros, pero no lo hace porque la tramitación del expediente sancionador es incluso más laboriosa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine