Cangas no se deja ver tanto como sí oír al otro lado de la ría

29.08.2016 | 04:10
Una aurora boreal en Meira. Ya lo había anunciado el presidente de la comisión de fiestas de Meira, Víctor Piñeiro, que iba a ser un espectáculo especial. Y así fue, la fuente cibernética con los chorros de agua de colores hizo penar en una aurora boreal en Samertolaméu, pero al calor de la fiesta. Santos Álvarez

No sé si al otro lado de la ría habrán visto ayer el espectáculo pirotécnico de las Fiestas del Cristo de Cangas. Durar, sí que duró, pero los fuegos no estuvieron, quizás, a la altura que Cangas se merece para que sus fiestas se dejen ver tanto como se dejan oír. Cuentan que desde la isla de Toralla se oía la verbena de este lado de la ría como si estuviera en el mismo Vao. Quizás serían las dos fiestas juntas de Cangas y de Meira las que hicieron tanto ruido para oírse a tanta distancia. Falta volver a ese pasado en el que los fuegos de Cangas competían con los de Bouzas y una gran noria se veía desde Vigo como la enseña que anunciaba el Cristo.

Los caballos, a sus anchas por el Corredor

Los que sí se dejan ver bien son los caballos en el Corredor do Morrazo. La Policía Local de Moaña tuvo que acudir en dos ocasiones este pasado fin de semana para retirar una yegua y su potro en la zona de la salida de Meira ante el riesgo de registrarse un accidente. Ambos equinos volvieron a la carretera tres horas después de que fueron retirados y nuevamente tuvo que desplazarse la Policía Local. En esta ocasión también fue la Guardia Civil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine