OPINIÓN

Consecuencias del intento de "cambiazo"

25.08.2016 | 02:25

Ni las expropiaciones, ni imprevistos en la infraestructura o el terreno... Ni siquiera un mal parte meteorológico. La razón del retraso que acumulan las obras del puente de Rande está muy clara: el escandaloso intento de Audasa para dar el "cambiazo" y modificar por completo el proyecto de ampliación del viaducto, lo que -dicho sea de paso- también abarataría sus costes.

Durante meses las obras estuvieron paralizadas mientras la concesionaria y la UTE planteaban un giro de 180 grados en el proyecto, una intención que no prosperó por el rechazo de Fomento y el Abogado del Estado, que incluso alertó de que la propuesta de Audasa modificaba de forma "sustancial" la obra licitada y podría acarrear recursos.

El resultado: tras años de espera los conductores de Vigo tendrán que esperar al menos seis meses más de lo previsto para beneficiarse de la ampliación de una infraestructura fundamental.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine