Profesor Titular de Economía Aplicada. Grupo GEN de investigación. Universidad de Vigo

¿Tenemos muchos días de vacaciones?

21.08.2016 | 02:37
¿Tenemos muchos días de vacaciones?

Hace algunos años, desde Alemania, se planteó la necesidad de fijar el mismo número de días de vacaciones a nivel europeo. Con ello se pretendía eliminar las disparidades por países. Parecía que, de nuevo, la vieja controversia entre los países de Sur de Europa (Portugal, España, Grecia e Italia) y los del Norte (Alemania, Francia, Austria, Holanda, Bélgica y Reino Unido) volvía a surgir, debido a las diferencias en los días por descanso vacacional. La queja, eso sí, velada, era que los países de la Europa del Sur tenían un mayor número de días de vacaciones que los de Norte y eso, en situaciones de recesión no parecía algo adecuado. Todos debíamos apretarnos el cinturón, también con los días por vacaciones.

Ahora bien ¿Es cierto que los españoles disfrutamos de demasiados días de vacaciones respecto a nuestros socios europeos? En España, además de los 22 días mínimos de vacaciones estivales, hay que sumar 14 por festivos nacionales, autonómicos y locales, en total, 36 días remunerados sin trabajar. Los mismos que en Portugal, Francia y Reino Unido, pero una cifra superior a la de Italia (31 días), Bélgica (30) y Alemania, Irlanda y Holanda (29). Ahora bien y con esto se rompe un mito: hay países europeos con mayor número de días de vacaciones que en España. Este es el caso de Austria (38 días) y Grecia y Polonia (37).

Si solo se consideran los días de vacaciones estivales, España sale incluso mejor parada en este "ranking", solo 22 días, los mismos que en Portugal, pero muy alejados de los 28 días del Reino Unido o Suecia, 26 de Polonia o 25 de Bélgica y Grecia. Alemania, Holanda e Irlanda, con 20 días por vacaciones de verano, son tres de los países europeos que disfrutan de un menor período de descanso estival. Teniendo en cuenta estos datos los españoles disfrutamos sólo 2 días más de vacaciones estivales que los alemanes. Spain is not different.

Lo que sí parece comprobarse es que los trabajadores europeos son los que tienen más días de vacaciones estivales retribuidas. En Estados Unidos el tiempo medio de descanso estival es de 10 días, mientras que en China no llega a una semana. Evidentemente, son sistemas laborales muy diferentes al caso europeo y esto marca, sin duda, la duración de los períodos vacacionales estivales.

Cuestión distinta es que parece que en el subconsciente del español medio reside un ingeniero de caminos, canales y puertos y que siempre que el calendario laboral lo permite con un día festivo en mitad de la semana, se trata de hacer "puentes" y "acueductos". Esto siempre ha sido así y es difícil que cambiemos. Por este motivo se trató, eso sí, sin demasiado éxito por parte del Gobierno de España, de "racionalizar" el calendario laboral, moviendo las fiestas al lunes más cercano, con el objetivo de reducir los costes que suponen este tipo de "ingeniería laboral" a la economía española. Se llegó incluso a firmar un acuerdo entre la patronal y los sindicatos, auspiciado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, pero al final, todo cayó en saco roto. El arraigo social de algunas fiestas en España está en nuestro ADN y contra esto, poco o más bien nada se puede hacer.

Por otra parte, a la hora de valorar si hay muchos o pocos días de vacaciones hay que tener muy en cuenta la productividad del trabajo. Esa es precisamente la clave de bóveda del problema. Por ejemplo, se puede trabajar menos días y/o durante menos horas, si a cambio se es más productivo.

En consecuencia, más que valorar la cantidad de días trabajados (o no trabajados) hay que cuantificar la rentabilidad del trabajo. En el informe de enero de 2016 del Servicio de Estudios de Caixabank se señalaba que la producción por hora de trabajo en España era notablemente inferior a la de Alemania y lo que es peor, este gap no se ha conseguido reducir en los últimos años. Ni tan siquiera tras la última reforma laboral, que ha flexibilizado enormemente las plantillas y reducido los salarios, se ha conseguido mejorar este indicador.

Esta notable diferencia, de casi 15 euros por hora trabajada en el tercer trimestre de 2015, responde a dos motivos. El primero, al excesivo peso que tiene en España el sector servicios, una actividad intensiva en mano de obra, pero de escasa cualificación, frente al potente sector industrial alemán, que exige una mayor formación de sus trabajadores. El segundo es nuestro reducido tamaño empresarial (el 99,8% de las unidades productivas en España son de pequeño y mediano tamaño), a lo que hay que añadir la escasa presencia empresarial en el extranjero de las empresas españolas.

Por lo tanto más que plantear un debate sobre si hay muchos o pocos días de vacaciones en España y sus repercusiones económicas, hay que pensar en cambiar el modelo productivo español y no volver a caer en los errores del pasado. En España se trabajan muchas horas, pero nos rinden poco. En 2014, en nuestro país, cada trabajador, de media trabajó 1.689 horas al año, mientras que en Alemania fueron 1.371. El PIB per cápita en España ese mismo año fue de 22.780 euros; en Alemania de 36.000. Les invito a que saquen ustedes sus propias conclusiones sobre si es tan relevante para nuestra economía las diferencias en los días por vacaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine