Férvido y mucho

Camuflajes

24.07.2016 | 05:32
Camuflajes

A Verónica Stone-Gachò

El mejor disfraz para robar en una iglesia es el de sacerdote. La mejor coartada para un canalla es militar en el campo progresista y políticamente humanitario haciéndose pasar por víctima de la derecha y sobreactuar denunciándola. Los pederastas abundan especialmente entre profesores, payasos, monitores, entrenadores y autores de libros infantiles y juveniles. Quiérase decir, para ejercer de hideputa sin que a uno lo molesten demasiado lo propio es adoptar un camuflaje profesional adecuado. O en su defecto de anticapitalista, antifascista, artista o pacífico agitador cultural.

Nulo rigor legal

Esa impresión saqué, una vez más, de la reciente sentencia de la Audiencia Nacional al absolver al líder del grupo rapero Def con Dos para el que la fiscalía pedía un año y ocho meses de cárcel por una serie de tuits, publicados entre noviembre de 2013 y julio de 2014, en los que alababa a los Grapo y se burlaba de algunas víctimas de ETA. La sentencia cuenta con un voto particular, del magistrado Nicolás Poveda -honrado sea su nombre- que entiende que el acusado debía haber sido condenado por enaltecimiento del terrorismo en su modalidad de humillación a las víctimas. Me adhiero a la sabia decision del magistrado disidente: terrorismo no es solo asesinar. Para justificar la absolución, el tribunal consideró que la actividad profesional del acusado es "de carácter pacífico y exclusivamente cultural". Coño, y hasta la de Calaza el Destripador.

Obviamente, para formarse una idea de las verdaderas intenciones del ganado que tenía que lidiar, el tribunal no se molestó en leer o escuchar letras de las canciones que confirmarían, eventualmente, el carácter pacífico y exclusivamente cultural. Y no hubiese sido mucho pedir, están en Ia red, señorías.

Las letras son, en mi opinión, además de infumables pareados un compendio nauseabundo de vulgaridad, incitación al odio, al guerracivilismo, a la violenta, al vicio y a la guerrilla urbana. Y a la pederastia, verbigracia, en Ciudadano terrorista: "Exigimos (.) la inclusión de la masturbación y de la sodomía creativa/ como asignatura obligatoria en preescolar". O en Promiscuidad: "(.) gemidos inconfesables/ de placer prohibido y a veces aberrante/. Arriba, abajo, por detrás y por delante". Sin embargo, estos sucios yonquis adictos a la fealdad moral, esta morralla humana, esta basura cultural, esta miseria anti-cívica tiene un público entregado al tiempo que sus ultrajes encuentran amparo y acomodo institucional.

Ciertamente, el público también se las trae. Y tanto es así que el edil de la Concellería Cultural de Cangas do Morrazo (observen el oxímoron en la categoría pensamiento-navarro) ha anunciado que Def con Dos protagonizará una de las actuaciones estrella en las fiestas del Cristo de la villa ex-marinera, hoy día tabernaria. Ya puesto, la próxima machada del edil de la Kulturkampf nazionalitarista bien pudiera consistir en rebautizar el evento como Festas do Antikristo que te Votou. Buen titulo, vive Dios, para una canción.

No sorprende ni siquiera un poco que el público nazionalitarista gallego tenga sus correspondientes almas gemelas en el muy centralista Madrid. Fervorosos seguidores de Def con Dos son también los integrantes del colectivo Distrito 14 autoproclamado "anticapitalista" y "antifascista", jóvenes salvajemente violentos, numerosas veces denunciados y detenidos por brutales agresiones y altercados. Es lo que hay. Para ejercer de hideputa, ya digo, lo mejor es un buen disfraz de persona virtuosa. Y los nazionalitaristas, anticapitalistas y antifascistas lo son auténticamente. Tanto como un dólar portugués.

Además, en la decision del edil cangués algo debe haber pesado el grado de parentesco moral que sin duda une al tipo de Def con Dos al concelleiro de Xuventude y Voluntariado, 23 años, de cuyas bestialidades en Facebook y Twitter di cuenta aquí la semana pasada (Redes (a)sociales). No obstante, es de temer que todo el peso de la Ley mordaza recaiga sobre este sujeto, y acólitos, con el mismo rigor disuasorio que sobre el rapero, esto es, cero patatero rigor. Al fin y al cabo, no puede haber desempeño más pacífico que la gestión del generoso voluntariado aunque después, en los ratos libres, le brote al fulano la bestia sanguinaria pidiendo pim pam pum para la presidenta de Galicia Bilingüe, Gloria Lago.

¿Libertad de expresión?

A estas alturas, tampoco sorprende en exceso que las redes sociales sirvan como vectores de odio. Ni extraña que la izquierda lerda confunda odio sanguinario con libertad de expresión. En estas páginas dediqué alrededor de media docena de artículos a la abyecta violencia que las redes catapultan en todas las direcciones aunque se constata la preferencia por algunos objetivos: judíos, homosexuales, políticos en general y la derecha en particular, la Iglesia católica, los ricos, etc. Pero desde las trincheras nazionalitaristas el enemigo es siempre el mismo: los españoles.

Lo que sí sorprende es que el tipo de Def con Dos, que ya tiene sus añitos, caiga tan inmaduramente en afición propia de niños y adolescentes ¿Será para arrimarse más a ellos?

Personalidad adolescente y superficialidad intelectual suelen ir emparejadas. En 2014, Francia obtuvo dos premios Nobel, economía (Jean Tirole) y literatura (Patrick Modiano) ¿Estos eventos, culturalmente mayores, despertaron la curiosidad de los franceses por conocer la obra de los galardonados? Rastreando las búsquedas de Google (motor con el que se realizan el 90%) se constata que la curiosidad de los internautas fue mucho mayor por conocer la vida de Julie Gayet (la supuesta amante de François Hollande) que la obra de cualquiera de los Nobel. Otro ejemplo. Echando mano del yacimiento de big data encontrado en Internet se sabe que los internautas se interesan más a la vida privada de los candidatos políticos que a sus programas.

La inmadura curiosidad, sesgada hacia lo superficial y alejada de lo nuclear, es dominante en nuestra época: todos adolescentes hasta los ochenta años. En un ambiente social que facilita este tipo de cosas, de los infantiles caladeros a los que llega la red, pederastas, nazionalitaristas, acosadores, filo-terroristas, conspiranoicos y demás fauna pescan sus presas. A niños y adolescentes les impresiona mucho, los seduce terriblemente, el discurso macho, la pendencia engañosamente viril del pim pam pum.

La forma de manifestarse de la chusma en las redes sociales, tan reactiva y enfática, es para hacerse notar, para ser protagonista de algo. Para impresionar a la juventud encerrada en el gueto sicológico del cacao mental al que contribuyen letras como las que pare Def con Dos. Escandalizados vocacionales, protestatarios profesionales y bestias morales, ajustan cuentas con el mundo sacando en procesión la indignación de los oprimidos y otras pamplinas que amparan el acoso, juicio sumarísimo y condena de la morralla derechista a la que yo mismo -¿se me nota, no?- pertenezco. A eso llaman, pobrecillos, libertad de expresión.

En descargo de semejantes degenerados, en más de una ocasión leí o escuché que la influencia de las redes sociales sobre la juventud no es real, no es natural, es solo virtual y nunca puede ser muy grave. Respondo que hay que entender bien las palabras que utilizamos. Por ejemplo, los términos real (que asociamos a natural) y artificial (que asociamos a lo que no es natural) El nylon es un tejido bien real aunque no sea natural como el algodón, la lana o la seda. Efectivamente, una camisa de nylon nos viste y cubre como otra de lino. De la misma forma, las comunicaciones virtuales no son directas pero son reales y obtenemos sensaciones tan intensas como si fueran cara a cara. Tienen orígenes diferentes pero no son demasiado distintos los sentimientos que nos provocan. El odio, incluso por nick interpuesto, puede ser tan fuerte como con personas con las que se tiene trato directo. O la admiración. No se trata de ilusiones sino de algo real que pederastas, provocadores, agitadores y acosadores saben utilizar con maña artera. Si por encima algunos magistrados los avalan por ejercer actividades pacificas y culturales, entonces, apaga y vámonos.

Persuasión y manipulación

Persuasión y manipulación tienen la misma finalidad: convencer. Pero la persuasión es un medio de influencia lícito al tratar de convencer mediante argumentos a quien es consciente de ello y, en consecuencia, puede contra-argumentar. La manipulación se basa en influir a quien no es consciente de sufrir un proceso de convencimiento. Pero no siempre es ilícita: por ejemplo si se trata de convencer a alguien para que deje de fumar o de hacer daño.

La persona manipulada aun siendo consciente de la existencia de técnicas de condicionamiento, no en toda circunstancia puede impedir que se usen en ese sentido. Existen medios de influencia inconsciente que, por definición, son indetectables. En eso se apoyan las campañas de publicidad, al menos algunas. El hecho de ser conscientes de la existencia de ciertas técnicas de manipulación no nos protege ni blinda contra las mismas. No siempre estamos en guardia, la mayor parte del tiempo vivimos en estado de débil tensión cognitiva que no nos permite tomar consciencia de que nos manipulan.

Es mi opinión, letras como las de las canciones de Def con Dos son una basura moral que manipula sicológicamente a niños y adolescentes intelectualmente desprotegidos. Por supuesto, el edil de Cangas que los ampara es cómplice de la violación moral perpetrada. Que la parte responsabilizada de la sociedad -padres, educadores, políticos, magistrados, etc.- sea consciente de ello no impide la manipulación perversa de la personalidad de los más frágiles, que acabarán siendo asimismo verdugos.

Lo dije en precedente ocasión y lo repito hoy. El entorno nazionalitarista y portamaletas adjuntos se recrea en la manipulación agresiva y el exhibicionismo de la victimización. Estos/as indignados/as profesionales manifiestan marcados rasgos de inadaptación social -sin entrar forzosamente en alguna categoría clínica- viven mal sus vidas y se lo hacen pagar a la sociedad. La exhibición del victimismo, llegado el momento, actúa a modo de camuflaje para ejercer la intimidación y el acoso en redes sociales en aras de todo tipo de manipulación, a sabiendas que es un arma que sirve tanto a los fines de la pequeña nación oprimida como a los de pederastas, acosadores y delincuentes culturales. Y cuando alguien reacciona señalando con el dedo a semejante montón de estiércol la coartada que presentan es siempre la misma: víctimas de un sistema reaccionario y opresivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine