Una importante ausencia el día del Carmen

03.07.2016 | 03:03

El Juan Sebastián de Elcano dejó Marín rumbo a su punto de origen, Cádiz, donde se preparará para su próxima singladura que va a ser, por lo visto, una nueva vuelta al Mundo. Ayer, sobre las cuatro de la tarde, con la marea en su punto álgido, los remolcadores de "AmareMarín" con sus proas tapadas con lona blanca para no dañar el impoluto casco blanco, ayudaban a colocar al buque escuela de nuestra Armada para que, enfilando la bocana de la ría, tomara rumbo al Atlántico con majestuosidad y elegancia. Tres pitadas desde a bordo, respondidas por otras tantas de algún buque militar en puerto, intercambiaban la despedida. El De Elcano no volverá a Marín hasta el año y la Jura de Bandera y Entrega de Reales Despachos de la Escuela Naval se quedarán sin su emblemática presencia en tan señalado día. Algunas veces ha pasado eso y es verdad que se siente la ausencia de tan importante barco para los alumnos de todos los tiempos de nuestra Escuela Naval. La pena es que casi nunca se organiza una recepción o una despedida del De Elcano que, contrariamente, cuando llega o sale de Cádiz, cientos de pequeñas embarcaciones le dan la bienvenida. Aquí somos así de fríos, como para casi todo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine