26 de junio de 2016
26.06.2016

La hemeroteca del Decano

26.06.2016 | 03:30

Hace 130 años | 26-6-1886

Tres meses después de inaugurarse el puente internacional en el río Miño, las autoridades decidieron reforzar el servicio de Aduanas y también ampliar el espacio en el que se encontraban estas oficinas. Ello era debido al notable aumento de mercancías que viajaban de un lado a otro de la frontera. La mayor cantidad lo hacía en tren. El tiempo de espera en la Aduana era largo, lo que motivó numerosas protestas de los empresarios. También los vecinos de Tui se quejaban de los deficientes accesos a la frontera. La carretera principal se encontraba en muy mal estado y todavía no se había arreglado. En cambio, en lado portugués la vía principal era nueva y perfecta para la circulación.

El lazareto de San Simón se encontraba casi vacío. Así lo dijeron las autoridades sanitarias a pesar de que algunos barcos tenían que pasar por allí para dejar pasajeros. La epidemia de cólera ya había cesado.

Hace 100 años | 26-6-1916

El Vigo Sporting organizó una carrera ciclista entre Vigo y Redondela, con un recorrido de ida y vuelta. La experiencia resultó un gran éxito. Se apuntaron 24 personas, de las que 14 llegaron a la línea de meta en la calle Urzaiz. El ganador fue Manuel Rodríguez, ciclista perteneciente al Vigo Sporting. Destacó la amplia presencia de público, sobre todo en la llegada. Los organizadores no descartaban la posibilidad de repetir la prueba en próximos años. Además, querían contar con la presencia de deportistas de otras provincias gallegas.

Un vecino de Redondela rescató del agua a un niño de cuatro años que se había caído al mar en la ribera del Berbés. El rescate fue milagroso, según las personas que lo presenciaron y lo relataron al Decano. El hombre tuvo que realizar un gran esfuerzo y de manera rápida. Esta no era la primera vez que un joven se caía al mar en aquella zona.

Hace 50 años | 26-6-1966

El Castro se quedó a oscuras durante varias horas debido a un acto de vandalismo, según informaba el ayuntamiento. También se habían destrozado algunos bancos y la caseta del guardia que vigilaba la zona. El alcalde, Rafael Portanet, mostró su preocupación por estos incidentes y ordenó a la Policía Local que se encargara de la vigilancia de la zona. El ayuntamiento vigués había realizado una gran inversión económica para mejorar los accesos y también las instalaciones de O Castro. Pocas semanas antes había sido objeto también de actos de vandalismo.

La Diputación de Pontevedra anunció la inversión de cinco millones de pesetas en la instalación de líneas telefónicas en diversos barrios de la ciudad. La petición había sido del ayuntamiento, que desarrolló un plan para llevar este importante servicio a numerosos vecinos del rural.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine