Análisis sí, conclusiones no

10.06.2016 | 02:47
Análisis sí, conclusiones no

La lógica sugiere que tras la unión de fuerzas de Podemos e Izquierda Unida, tras su coalición electoral, el partido que lidera Pablo Iglesias logrará unos mejores resultados que en los comicios del pasado 20 de diciembre. Según la última encuesta del CIS estas candidaturas, las de Unidos Podemos, serían las únicas que crecerían dentro de dos semanas. En total, de acuerdo a este sondeo, obtendrían, aproximadamente, 20 escaños más en el Congreso de los que sumaban hasta ahora ambas fuerzas políticas.

Pero hay que tener en cuenta que una cosa son los vaticinios sobre las grandes líneas, sobre las grandes tendencias políticas, y otra, la concreción en número de votos y escaños para cada formación determinada, tarea que se hace especialmente difícil en una situación tan cambiante como actualmente la española, con un mapa partidista que no tiene nada que ver con el de hace únicamente un año.

Un solo dato de la anterior encuesta del CIS, publicada el pasado 3 de diciembre, sirve para demostrar que los sondeos siempre deben de ser recibidos con reservas. En el estudio de hace seis meses se colocaba a Ciudadanos claramente por delante de Podemos e incluso a poca distancia del PSOE. Finalmente, el 20D el partido morado de Pablo Iglesias superó con claridad al naranja de Albert Rivera y quedó a cincuenta escaños de los socialistas. De haberse cumplido los pronósticos del CIS los dos partidos del centro-derecha, PP y Ciudadanos, hubieran tenido votos suficientes para gobernar. Y ya se ha visto lo que ha venido sucediendo desde entonces en España.

Es, por lo tanto, momento de hacer análisis, no de sacar conclusiones. Es evidente que a día de hoy el PP parte con ventaja para ganar de nuevo los comicios y que Podemos va camino de convertirse en la segunda fuerza política del país. Ambos son los que cuentan con los votos más fieles, según el CIS. El PSOE, si nada cambia, continuaría en la encrucijada. Y Ciudadanos mantendría su peso. Lo que no ofrece dudas es que va a seguir habiendo cuatro grupos parlamentarios fuertes.

Muchas son las razones que pueden dar al traste con los vaticinios del CIS, pero quizás la de más peso es la del elevado porcentaje de indecisos, casi un tercio del electorado. La abstención, en principio, sería más alta, pero no en exceso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine