Nos fuimos de furancho

01.06.2016 | 04:55
Los de la Protectora. Y hoy os traemos a la nueva directiva de la Sociedad Protectora de Animales porque, si hay muchas razones para defender los derechos humanos, no por ser preferentes podemos descuidar los de "los otros" animales. Miradlos con su nuevo presidente, el abogado Vicente Viso, y los demás miembros de la junta, Oscar Fontán, Begoña Comesaña, Paulo Cadavid, Carlos Araújo, Mónica Álvarez y Chelo Lemos. Leed, leed el texto que aparece debajo y veréis cómo estas asociaciones son imprescindibles.

Yo quería hacer una merienda-cena dominical en Arcade, con la esperanza de tomar unas anguilas en el Romasa, pero Luis "molinero", que me acompañaba junto a dos damas a las que por educación no les preguntamos el nombre pero recuerdo que una era rubia y la otra morena, se empeñó en ir a un furancho por Redondela arriba. Sé que cogimos la carretera de Pazos de Borbén monte Jaronda arriba hacia la Quintana, en Reboreda, y dimos tanta vuelta por carreteras-corredoiras que no tengo idea de cómo llegamos ni de cómo volver. Pero lo cierto es que llegamos al furancho de Olimpio y Mucha. Sí, Olimpio el que cazaba antaño con Pepe Touceda, pareja muy amable oye, y no menos la valkiria que nos sirvió y vive por ahí al lado. Nos sentamos en la única mesa pétrea exterior, bajo un emparrado de ciruelas, y mientras mirábamos al fondo la ría y oíamos de vez en cuando a sus pavos reales, pedimos y comimos todo de la casa: tapa de oreja, empanada de millo de chocos, tapa de raxo con patatas, una tortilla de patata, huevos fritos con chorizo y patatas, 3 empanadillas... De beber, 4 palomitas de vino blanco y tinto y 4 de licor café para despedirnos. A ver ¿cuánto pagamos? Ocho euros cada uno.

Un abrazo Rotary a Pulido

Que me dicen que Antón Pulido, ese hombre cordial y bienhumorado, cantor de letanías gozosas y eclesiales si se tercia y pintor que honra una esquina de mi casa con su obra entrañable y colorista, va a recibir este viernes homenaje. El editor Bieito Ledo, su amigo del alma con el que compartió hasta experiencias de Dios, está que no para ayudando en la faena. Sí, le darán el premio Rotary 2016 en una cena multitudinaria en el hotel Los Escudos, a la que no sé si os dará tiempo de que os apuntéis porque lo que sobran son demandantes de asilo culinario para esa noche, aparte de que estarán prebostes de la cosa política como el presi Feijóo por la Xunta y el alcalde Caballero por Vigo con sus respectivas cortes. Nadie duda de tus sobrados méritos, Antón, cariño, pero después de este homenaje, que es de nivel, no te vayas a perder entre tanto amor desatado y a dispersar tus aureolados pinceles.

A ése, no le deis la espalda

Y me escriben de la asociación Proyecto Gato para que asista a lo que ellos consideran un paso adelante, un triunfo ético en la lucha por los derechos animales. Mañana, a las 10.15, juzgan en algún Juzgado vigués a un desalmado que hace 2 años mató en público de un palo a un gato en la calle Numancia, "para que dejara de molestar en casa". Lo cogió por el rabo y ¡zasca! le aplastó la cabeza. Solo la denuncia vecinal y la insistencia de la asociación y de una abogada que no dejó que se "despistara" el caso han conseguido mantener esta causa abierta. Podéis asistir, en defensa de los derechos animales. Tío, si matas un gato así, yo nunca te daré la espalda.

En casa de Saldaña

Estuve en casa de Teis de Carmelo Saldaña, hijo del que tuvo el emblemático Café Victoria en Vigo desde los años 30 y uno de los deportistas que constituyeron la primera promoción de nadadores del Náutico de Vigo, desde los años 30 o 40, junto a Gustavo Álvarez, Julio Castro, Costa Fraga, Alejandro Febrero y José Bernardo Núñez. Entonces entrenaban en unas condiciones tan rigurosas, al aire libre en la dársena del Náutico y entre aguas sucias de los desagües, que ganar campeonatos era una heroicidad. Le estamos haciendo sus memorias, que leeréis el sábado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine