tribuna del lector

Tomás Moro

26.05.2016 | 02:22
Tomás Moro

Tomás Moro rompió la tradición en Inglaterra de que el gran canciller de los reyes ingleses, equivalente al primer ministro, no fuese un alto cargo eclesiástico. Las primeras universidades europeas fueron fundadas por la iglesia y la gente de alto nivel procedía de ella.

Tomás Moro se hizo muy popular en nuestra época cuando hace 50 años se llevó al cine la obra de teatro de Robert Bolt "Un hombre para la eternidad".

Tomás Moro nació a comienzos de febrero del año 1478 en Londres y fue el segundo hijo del matrimonio; su padre fue un hombre rico que le vino por herencia y un gran jurista que pasó a la historia como Sir John.

Su obra cumbre fue "Utopía". Según quien lo analizase esta obra era una exaltación del liberalismo y para otros era el preludio del socialismo.

Él tenía un lema que puso en práctica hasta su muerte en 1535: "Si no logras que lo malo se torne bueno, haz por lo menos que se limite al mínimo".

Moro con Erasmo de Rotterdam diez años mayor que él, fueron los humanistas más importantes de aquella época. Tomás Moro dotado de una inteligencia y una empatía fuera de lo común, aprovechó las oportunidades que sus padres le dieron estudiando en los mejores colegios y universidades de aquella época.

Dominaba el latín y el griego que le dieron acceso a los grandes filósofos griegos y romanos, tuvo una gran influencia de San Agustín llegando a dar conferencias sobre su obra cumbre "La Ciudad de Dios".

Tuvo en su juventud una inquietud espiritual grande que lo llevó a residir 4 años en la cartuja de Londres, viviendo como un fraile más pero sin hacer voto religioso.

En enero de 1505, con 27 años, contrajo matrimonio con Jane Colt. Una joven que él pretendió amoldarla a su gran personalidad. Tuvo su primer hijo a finales de 1505: Margaret su preferida que se casó con William Roper uno de sus mejores biógrafos y amigo. Elizabeth nació en 1506, Cecily en 1507 y John el único varón en 1509. Jane falleció en el año 1512 y Tomás Moro se volvió a casar con Alice Middleton, viuda y según su buen amigo Erasmo, de armas tomar. Moro la domesticó en la medida que pudo y sus hijos pudieron disfrutar de un buen hogar.

Los Reyes Católicos tuvieron mucho que ver con el devenir de Tomás Moro. Su hija Catalina de Aragón se casó en Londres con el hijo mayor de Enrique VII. A la muerte de este su hijo asumió el trono con el nombre de Enrique VIII. Catalina de Aragón pasó a ser la reina de Inglaterra. La obediencia en materia espiritual de Enrique VII y de Enrique VIII era total hasta que apareció una mujer más joven y atractiva que se llamaba Ana Bolena por la que el rey perdió la cabeza.

Tomás Moro era el gran canciller de Enrique VIII y este pidió el divorcio de Catalina de Aragón y el Papa no se lo concedió. Enrique VIII exigió que Tomás Moro diese el visto bueno a su divorcio y Moro no asistió a la boda del Rey con Ana Bolena. El Rey encerró a Tomás Moro en la Torre del Oro y aquí empieza el cisma de Inglaterra proclamándose Enrique VIII jefe de la iglesia Anglicana. Tomás Moro fue condenado a muerte en 1533 por ser fiel a sus principios y sus valores.¿Cuántas enseñanzas en estos tiempos tan inciertos en que vivimos en España? En 1935 fue elevado a los altares.

*Miembro del Club 55

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine