galería de cristal

Marín? ¿estás ahí? ¿dónde?

09.04.2016 | 03:08
Marín? ¿estás ahí? ¿dónde?

El Puerto de Marín está a punto de conseguir que una de las principales empresas de transporte marítimo se instale aquí. Nada menos que el gigante Maersk ha puesto los ojos en esta rada que, por otra parte ya conoce, porque ha operado en ella alguna vez.

Una vez que FARO destapa la noticia, empezamos a oír y leer cosas que llegan desde Vigo, puerto que perdería por sus propios méritos la presencia de esta empresa y ahora intentan frenar el traslado de actividad a Marín no solo asegurando que van a ver si corrigen las causas, sino atacando sin freno a Marín poniendo en duda su capacidad y asustando a todo el mundo para ver si consiguen paralizar el cambio y evitar que este puerto crezca también por méritos propios, que ya lo tiene difícil no por capacidad y solvencia, con superficie, calados y servicios adecuados, sino por los enemigos que a cada paso se le ponen en frente, incluso personajes y personajillos de aquí mismo a los que ya les vale.

Desde Vigo siempre nos llegaron este tipo de "regalos" porque también desde siempre se despreció la capacidad de Marín que, mira por donde, no es la primera vez que ha demostrado que puede acoger tráficos que han preferido cambiar de aires, y en Vigo sabrán por qué, y siempre han defendido bien y con solvencia el trabajo. Vigo nos ha arruinado en buena liz, sin duda, la lonja absorbiendo los barcos marinenses cuyos armadores decidieron llevar la pesca al puerto de la ciudad olívica dejando a Marín en la decadencia extrema que vive nuestra lonja. Y esa circunstancia se reconoce y justifica desde aquí por la capacidad que tiene Vigo en la transacción económica que genera la pesca y, ¡qué le vamos a hacer!, punto en boca.

Respecto al tráfico de contenedores (tráfico de futuro, sin duda alguna), cabe destacar la volatilidad que tiene. Las empresas van y vienen buscando lo mejor para ellas y Marín ha contado, por ejemplo con la antigua Pinillos que fue absorbida por Boluda que un día decidió llevar su actividad a Vilagarcía y allí está. No se oyó nunca, por parte de Marín que el puerto arousano era deficiente ni se puso en duda su capacidad; Marín se quedó sin aquel tráfico, y punto y no se descarta que cualquier día esa empresa encuentre mejores condiciones de nuevo aquí, en Vigo o en Coruña y vuelva a trasladar la actividad. En ello va mucho más la oferta que la zancadilla de los puertos grandes que como los peces, siempre se quieren comer a los más pequeños.

Desde Vigo montan, el presidente de su puerto (por cierto persona de mal recuerdo en Marín desde sus anteriores etapas políticas) y otras personalidades de diferentes sectores, una campaña de desprestigio del Puerto de Marín injustificada y lamentable que hasta puede poner en riesgo la decisión de Maersk y la buena gestión de la Autoridad Portuaria marinense, y aquí no se contrapone ninguna reacción de los sectores económicos, sociales y políticos marinenses. Los empresarios del mismo puerto no han dicho esta boca es mía, como si no fuese con ellos o como si a cada uno le sobrase lo que tiene; las asociaciones comerciales como la fantasmagórica "Acima" o la mismísima "Estrela de Marín" andan unos en la berza y otros conformándose con repartir cheques compra por sorteo; Las asociaciones sociales, que dicen que están pero no se ven, ni se han preocupado de enviar un escrito a los medios de comunicación rechazando las "lopezveigalladas" y defendiendo la capacidad y la solvencia de nuestro puerto, y los políticos, que dicen representarnos, enfrascados en lo absurdo de su propia existencia y, salvo alguna tibia declaración de la alcaldesa preguntada por algún reportero, el PP riéndole la gracia a López Veiga; el PSOE pensando en el laicismo y, Bloque y Mareas, en sus movidas incluso de destrucción del Puerto y otras ocurrencias.

Que la naviera Maersk se traslade a nuestro puerto es una noticia económica de gran importancia y en Marín no estamos para perder oportunidades como esta y para ello ya tendríamos que estar defendiendo con uñas y dientes esta oportunidad de oro. ¿Dónde estás Marín? ¿Dónde están tus gentes? Espabila.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine