El mirador de Lobeira

Todo parece bajo control

27.03.2016 | 03:53
Todo parece bajo control

La seguridad en la comarca arousana está en entredicho aunque los actos de violencia se hayan moderado mucho en los últimos años. Los secuestros, ajustes de cuentas, crímenes y otros grandes delitos han quedado afortunadamente atrás pero se percibe un aumento de la intranquilidad por pequeños robos, asaltos, atracos en domicilios, actos de violencia de género y hasta peleas en partidos entre mujeres.

Poco o nada trasciende desde la comisaría de policía de Vilagarcía, una de las más opacas de Galicia. Los únicos mensajes desde esta institución se producen para insistir en que no hay "ninguna incidencia digna de destacar" y ello se debe con seguridad a la falta de funcionarios que puedan patrullar las calles y que deben centrarse en actividades administrativas.

Pero son muchos los ciudadanos que viven con miedo porque los pequeños robos en domicilios, tirones en las calles o en coches suponen un goteo constante. Y el problema es que muy pocos casos acaban resueltos. No hay quien los investigue. Que se lo pregunten en la tienda de deportes desvalijada hace año y medio en la recta de Rubiáns; en los bares donde han roto escaparates a pedradas para llevarse la recaudación; en los despachos en los que han entrado haciendo volar las alarmas y revolviendo todo su interior; o, en los domicilios que fueron allanados recientemente por delincuentes que cubren la cara para no ser identificados.

Y con todos estos antecedentes no es extraño que la comisaría de Vilagarcía la dirija un jefe interino porque nadie quiere esa plaza en propiedad o que la plantilla se reduzca porque los funcionarios prefieren otras zonas menos problemáticas y con más medios.

Pero si la policía está en precario, también la guardia civil o las policías municipales ¿Cuántos años hace que se prometió una casa cuartel en Vilagarcía? ¿Quién quiere la plaza de jefe de la Policía Local de Cambados? ¿Por qué en Vilagarcía se han olvidado todos los programas de seguridad como el desaparecido Serviola?.

La comarca funciona por sí misma. Han bajado las alertas aunque parece que por simple inercia. La preocupación por mejorar los servicios es absolutamente nula. Coello dirá que todo está bajo control ¡Quizás! Si él lo dice.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine