OPINIÓN

Monocolor difuminado

21.12.2015 | 03:38

El PP se mantiene claramente como la fuerza mayoritaria en las comarcas, pero su embarcación navega ahora ya con una grieta de agua. Lalín y A Estrada son ejemplos de la pérdida de un poder que le otorgaban los ciudadanos en las urnas. En ambos concellos los populares ceden más de 4.000 votos. Los socialistas, a la baja, se mantienen como segunda fuerza salvo en Vila de Cruces. La irrupción de En Marea es un reflejo de lo ocurrido en el contexto autonómico y el BNG continúa en caída libre. Ciudadanos se coloca como cuarta fuerza. La buena noticia para el PP es el escaño que ocupará el lalinense José Crespo en la cámara alta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine