tribuna LIBRE

Bullying en el fútbol sala de A Estrada

02.12.2015 | 02:49

Les voy a contar la historia de un humilde club de fútbol sala que nació hace cuatro años por la petición de unas jugadoras locales que se quedaban sin equipo y que en sus cuatro años de historia ha conseguido un subcampeonato de liga y dos subcampeonatos de copa en sus diferentes categorías, uno de ellos el año pasado.

Este equipo tiene cerca de 100 fichas, casi 100 niños de 6 años en adelante que entrenan y juegan los fines de semana, y una masa social cercana a los 500 socios además de colaboradores y patrocinadores. Este es un club humilde, sin contactos políticos ni grades patrocinadores, muchos y pequeños, pero eso sí, todos de la zona, como los jugadores y los socios.

Pero lo importante. Los jugadores de nuestro equipo a diferencia de los de otros equipos del mismo nivel entrenan en pabellones cedidos por los colegios en los que sólo podemos entrenar los días que no llueve mucho, porque cuando llueve mucho la mitad del pabellón está encharcado; además, como no nos dejan entrenar en el Coto Ferreiro porque está cedido a otro club, con la mitad o menos de socios, sólo un tercio de jugadores, y sólo tres categorías, cuando llueve mucho decidimos que tampoco se entrene porque no tenemos vestuarios para cambiar a los niños, y los vestuarios que hay están fuera y lejos del pabellón y es un crimen que unos niños de 6 años salgan en pantalón corto y sudadera para después entrenar en el pabellón encharcado y volver a mojarse para ir a los vestuarios.

Pero esta situación no es nueva, empezamos compartiendo el Coto Ferreiro pero de un día para otro se nos desplazó sin ningún tipo de explicación, aunque a la vista de quien es el presidente del otro club y su antiguo vinculación con el partido del gobierno todo está claro.

En las últimas elecciones se nos llamó del Concello de A Estrada para confirmarnos que se iban a realizar mejoras en el Pabellón del Frontón, y que se iba a destinar a nuestro club debido a la gran cantidad de jugadores que teníamos y que era una buena cantera para A Estrada. Promesas electorales, burdas y falsas mentiras. Echemos cuentas: 100 jugadores a dos padres por jugador son 200 votos más 500 socios, más directiva, abuelos y demás, 1.000 votos. Eso es lo único que importa.

A mitad de pretemporada, en septiembre y octubre, se nos ordena que abandonemos los pabellones que estamos usando porque los tienen que usar otros clubes porque sus majestuosos pabellones de tarima nueva y parque se van a usar para la Feria del Mueble. Sin más opciones mandan a nuestros pequeños a Codeseda y al colegio del Foxo, sin opción ninguna, teniendo que cuadrar horarios y suspender entrenamientos de otras categorías para no tener que desplazar a los pequeñajos del club.

Lo último ya ha sido lo de este domingo. Vale que nos den una subvención ridícula, vale que seamos siempre los últimos, pero que por amiguismo se nos quite lo prometido para dárselo a un club que ni existe ni tiene socios. Nada tenemos contra el pádel ni contra los que quieren implantarlo pero ya está bien.

Ya está bien de entrenar entre goteras. Ya está bien de que los niños no tengan vestuarios o se cambien a la lluvia. Ya está bien.

Somos el club de fútbol sala con más jugadores y más socios de A Estrada. No queremos nada de los demás, ni queremos ir contra los otros clubes, solo pedimos lo nuestro, nada más.

No nos quiten las ilusiones.

*Presidente del ED A Estrada FS

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine