OPINIÓN

El triunfo de la evidencia

19.11.2015 | 02:36

Las evidencias se pueden negar una y mil veces, incluso con aspavientos, pero no por ello dejan de ser hechos incontestables. Que enterrar millones en Langosteira es un disparate resulta evidente. Que el hospital de Beade se abrió con taras es una evidencia. Y que amenazar el futuro de la Asociación San Francisco constituye una locura es (¿adivinan?) otra gran evidencia.

En los tres casos hubo quienes defendieron lo contrario con argumentos que ahora zozobran. El alcalde de A Coruña acaba de reconocer que Punta Langosteira es un "disparate", la Xunta pide perdón por los fallos en el nuevo hospital y destituye a la conselleira, y otro nuevo conselleiro pide ahora disculpas por poner en peligro a San Francisco. La evidencia, aunque lentamente, acaba por imponerse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine