tribuna del lector

El fondo para fusiones de ayuntamientos de la Xunta de Galicia

21.10.2015 | 02:24
El fondo para fusiones de ayuntamientos de la Xunta de Galicia

Parece que la Xunta de Galicia va a crear en los Presupuestos de 2016 un fondo para incentivar las fusiones de Ayuntamientos dotado con dos millones de euros. Pero no parece haber nada concreto al respecto, es decir, ni un plan de fusiones, ni una programación, ni unos criterios de reparto, ni tan siquiera una continuidad, ya que según el vicepresidente, de no gastarse la totalidad de ese fondo se repartiría entre todos los Ayuntamientos de Galicia, es decir, no está prevista la transferencia de su remanente a ejercicios futuros.

En Galicia el 64 % de sus Ayuntamientos no llegan a 5.000 habitantes, el 39% están entre 1.000 y 3.000 y 24 municipios no llegan a los 1.000 vecinos. Pues bien, si tomamos en cuenta la publicación del Ministerio de Hacienda en relación con el coste efectivo de los servicios públicos municipales podemos ver cómo los costes en la prestación de servicios se van incrementando a medida que baja el número de habitantes de cada Ayuntamiento, al igual que los gastos generales, y por lo tanto improductivos, que también se incrementan según desciende el tramo poblacional, mientras que el gasto referido a la prestación de servicios públicos básicos desciende a medida que baja la población y aumenta cuando ésta sube, de forma que a menos habitantes menores recursos para la prestación de estos servicios y viceversa.

De ese estudio también se desprende que los Ayuntamientos que se encuentran entre los 4.000 y los 6.000 habitantes, que deberían ser la generalidad en un hipotético y necesario redimensionamiento de la planta local, mejoran todos los datos comparativos con los pequeños Ayuntamientos. Así con una aportación per cápita similar a la de otros más grandes, es decir, a la de los que superan claramente los 6.000 habitantes, y a su vez muy inferior a la que sufren actualmente sus habitantes, recibirían a cambio una mayor y mejor prestación de los servicios públicos básicos, consiguiendo a la vez un importante ahorro en gasto improductivo.

Y es de esto y no de otra cosa de lo que se trata con la fusión de Ayuntamientos, es decir, de poner al servicio de los ciudadanos unas instituciones que sirvan con eficacia y eficiencia las necesidades y exigencias que tienen en pleno Siglo XXI sin perder su naturaleza e idiosincrasia pero adaptándolos de forma que la mayor parte de los recursos públicos que manejan vayan a su redistribución en forma de prestación de servicios y a la reducción del volumen de gasto que acaba en las actuaciones de carácter general, consiguiendo con esto mejorar y aumentar el nivel de vida de sus vecinos, con mayor equidad y equiparación con el resto de Ayuntamientos, sin la brecha que existe actualmente entre los grandes y los pequeños. Es decir, estamos hablando de hacer justicia social sin sacrificar la propia naturaleza de los Ayuntamientos sino adaptándolos a la nueva realidad y de paso equipararlos a la mayoría de países europeos de nuestro entorno, que ya hicieron este proceso a mediados del siglo pasado.

En definitiva, como consecuencia del aumento y/o mejora de los servicios públicos a recibir, habría un mayor asentamiento de la población en el rural, pues ya no sería necesario irse a vivir a otros núcleos mayores cuando no es por cuestiones laborales, con lo que habría un mayor ahorro familiar, o cuando menos mayor disposición de fondos, con las ventajas evidentes que esto trae consigo, poniendo en valor, por otra parte, a los pueblos, ya que por supuesto que no desaparecerían sino que tan sólo se trasladaría la sede de toma de decisiones, es decir, la ubicación concreta de su gobierno municipal, pero a una distancia que debería serles familiar, y por lo tanto cercana.

Por todo ello quizás por donde debería empezarse no es por la creación de un fondo sin un criterio claro sino por la elaboración del mapa de planta local gallego, de un programa de redimensionamiento de sus Ayuntamientos y de un plan de fusiones organizado, pues la historia y la experiencia demuestra que los incentivos económicos no funcionan.

* Secretario de Administración Local

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine