La esquilmación de la ría

06.09.2015 | 03:42

¡Uy!, yo ya sé que hay gente a la que no le gusta ni leer ni escuchar estas cosas. Algunos, muchos, son los mismos que quieren eliminar el Puerto de Marín y, si pudiera ser, echar fuera a la Escuela Naval Militar, prohibir la pesca de arrastre y no sé cuantas cosas más pensando, seguramente, en que aquí todo el mundo vive de la Administración o que dispone de capital suficiente como para vivir del cuento, que los hay. Y también hay quien echa la culpa a la pastera de que en la ría haya menos pescado que antiguamente cuando la triste realidad es que esta ría tiene un poder de regeneración increíble y no solo contra los efectos de las industrias que nos ocupan, sino contra el constante y continuo abuso de pescadores que, desde sus barcos, lanzan redes y nasas pegadas a las piedras como se puede ver con frecuencia, desde Aguete hasta la mismísima Escuela Naval con los perniciosos efectos que tal práctica producen en los bancos de peces que no llegan a crecer lo suficiente por la esquilmación de que son objeto. Negar esto es negar la evidencia e invito a que se sienten con paciencia bajo los magnolios de Portocelo para ver, en cualquier momento del día o de la noche, cosas como esa. No toda la culpa es, entonces, de las fábricas de Lourizán.

dos...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine