El meollo

La resurrección del Cine Club

26.08.2015 | 02:07
La resurrección del Cine Club

Hace algún tiempo que muchos pontevedreses habían dado por muerto al Cine Club de Juan Manuel Lazcano, el hombre que nunca dejó de insuflar vida, carácter y pasión a aquel milagro cinéfilo que aconteció en esta ciudad a mediados de los años cincuenta

Todas las luces se habían encendido irremediablemente, señal inequívoca que sus proyecciones se habían terminado. Una entelequia, eso parecía; un recuerdo bonito y poco más. Capri ce finí.

Un jurado muy desafortunado tuvo el pasado año la extravagante ocurrencia de otorgarle el Premio Ciudad de Pontevedra 2014, a cuenta de una motivación insólita: no haber desarrollado ninguna actividad durante todo el año. La legendaria entidad no necesitaba para nada ese premio absurdo; una distinción que solo tenía una finalidad: negárselo a quien lo merecía más, sin duda, que era la Asociación Cristóbal Colón-Celso García de la Riega.

Ahora llega la buena nueva de que el Cine Club está dispuesto a renacer de sus propias cenizas. Ramón Poza y otros siete magníficos han formado una nueva junta directiva y han asumido ese tamaño reto.

Con mucho entusiasmo y no poca determinación acaban de tomar el relevo de Ana Fernández, la mujer coraje que realizó su particular travesía del desierto con el Cine Club a cuestas, al igual que Juan Vidal Fraga hizo con el inolvidable Ateneo. Ambos se negaron a certificar la muerte de las entidades y luego consiguieron su milagrosa resurrección. Al menos en eso está ahora el Cine Club.

El Cine Club ha encontrado acomodo en una dependencia del Centro Sur en Campolongo. Su nueva directiva va a tratar de abrir desde allí otra época que considera factible, aunque este tiempo sea bien distinto a aquel otro donde las dificultades no eran menores que ahora.

El meollo de la cuestión está en adivinar si existe o no existe hoy en Pontevedra una masa crítica suficiente para insuflar otra vida al Cine Club; es decir, un puñado de cinéfilos dispuestos a compartir las proyecciones y debatir sus sensaciones lejos del sofá de su casa en donde visionar cómodamente cualquier película a la carta, bajada de internet vía pirata.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A vueltas con el congreso del PP de Cangas

Que me tienen loco con el congreso local del Partido Popular de...

 
 

ANXEL VENCE

Vacaciones con mando a distancia

Aunque por la barba y el continente recuerde a un prócer...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

Los medios no le dan tregua

Los medios de Estados Unidos, tal vez arrepentidos de no haber hecho lo suficiente para evitar...

 
 

ISABEL CALLE SANTOS*

Amor obsesivo como enfermedad

En 1979, la psicóloga Dorothy Tennov, publicó el...

 
 

MANUEL TORRES

El Museo del Mar

Desde hace tiempo unos marinenses, hombres de la mar, se han propuesto conseguir un local, con...

 
 

DANIEL CAPÓ

Plena soberanía

La nueva sensibilidad política que consiste en dejar solo el músculo de la voz del pueblo sin...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine