TRIBUNA LIBRE

Experiencia vikinga

01.08.2015 | 02:30

Los países escandinavos son muy conocidos por el grupo musical Abba y la multinacional Ikea, pero tambien por los vikingos. Actualmente una exposicion sobre los vikingos esta recorriendo diversos paises europeos, no para recordar sus fechorias, pero si para dar a conocer su aspecto familiar o parte humana, pues tambien eran gentes de carne y hueso.

Desde los países bálticos hasta el sur de Europa, eran muy conocidos, por sus grandes cuerpos de atletas, rubios, ojos azules y muy peligrosos. A través de sus embarcaciones de poco calado, se metían por los ríos para llegar al interior de las comarcas, no para dar, pero si para tomar o sustraer, mejor dicho saquear. Sedientos de sangre y bárbaros, ésta es la imagen que descubrimos en Catoira.

Según la exposición que seguramente llegará a Catoira dentro de algunos años, los vikingos no existieron, pues era la pronunciación que se les daba a los escandinavos, cuando emprendían una ruta de robos a lo vikingo. Estos saqueadores nunca utilizaron el conocido casco con cuernos, los cuernos de vaca los utilizaban solamente para beber.

Si cerramos los ojos podemos vivir una experiencia vikinga. Nos encontramos en la Edad Media. Vamos a navegar y nos despedimos de nuestros familiares, pues durante meses nos echarán en falta. La despedida es muy emocional. Sus embarcaciones los dragones, ya se alejan de la costa. hacia lo desconocido. Los alimentos no faltan y las olas enfadadas baten contra la embarcacion.

Pernoctan en alguna isla para recuperar fuerzas, después de combatir contra alguna tormenta.

También para prepararse antes de meterse río adentro, para llegar a su punto final que puede ser una aldea o convento.

Si abrimos los ojos nos encontramos en Catoira, sus embarcaciones se están acercando a las ruínas de las torres, el griterío de la gente nos demuestra su miedo y al mismo tiempo la valentía de defender sus tierras. A las orillas del Ulla se combate a vida o muerte. En vez de sangre vemos correr mucho vino tinto.

No queremos volver a cerrar los ojos, para ver el fatal desenlace del asalto. Los mantenemos abiertos, pues las raciones de churrasco y pulpo, nos estan esperando.

*Carrilexo residente en Holanda

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

J. ARNEIROS TORCELA *

Pequeña historia de los cine clubs en Ourense

El 28 de diciembre de 1928 se creó en España, en la...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

La evaluación

Una de las sorpresas que ha deparado este verano que parece no acabarse nunca -sus calores...

 
 

SANTIAGO LAGO PEÑAS*

Un debate desenfocado

Me temo que el debate sobre el turismo que se está desarrollando en España en las...

 
 

MATÍAS VALLÉS

Trump triunfaría en Corea del Norte

El conflicto de Corea del Norte demuestra que el planeta no puede...

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

El guion de los atentados

Es inevitable seguir hablando de los trágicos sucesos de Cataluña, de sus...

 
 

PEDRO DE SILVA

Abatidos

Abatir, en primera acepción (RAE) es derribar algo, echarlo por tierra. Solo en cuarta...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine