El futuro Rey de España es hijo adoptivo de Marín desde el verano de 1986

08.06.2014 | 01:23

Que si Monarquía que si República, anda el personal soliviantado aprovechando que el Rey Juan Carlos ha decidido dejar su puesto en manos de su hijo y sucesor, que es lo que la Constitución manda y ordena en este estado democrático que vivimos aunque a algunos les guste otra cosa. Los marinenses tenemos en este movimiento sucesorio un privilegio porque quien recibirá el mandato de las Cortes para ocupar el puesto de Jefe del Estado, es un hijo de Marín, adoptivo, si, pero perteneciente a esta comunidad vecinal a la que una corporación municipal, en el año 1986 decidió adoptarlo como tal aprovechando que terminaba en la E.N.M. la parte de su preparación naval. Populares, Socialistas, Galleguistas e Independientes unieron sus votos favorables para tomar el acuerdo y solo el BNG prefirió quedar fuera del mismo con su voto en contra pero la mayoría multicolor a favor de la propuesta fue aplastante. Solo hay que revisar las caras en las fotos para ver aquella satisfacción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine