Combate en las alturas

29.04.2014 | 01:35

En las montañas del Norte, todas las indecisiones de la primavera están en el paisaje: una parte de las masas de hayas muestra ya el verdor de las primeras hojas, que es a la vez mate y brillante, pues de su piel satinada puja por salir una luz interior, pero la parte más alta del hayedo aún está desnuda, y, hacia la mitad, en la frontera entre los dos mundos, los tonos apagados de los troncos se entreveran con el verdor de los árboles vestidos. En alguna zona no arbolada otro verde singular, austero y hermético, el de las masas arbustivas de árgoma, brezo y piorno, define un tercer mundo, al que aún no llega la floración. Mientras, los restos de nieve se refugian en altas oquedades de la caliza, donde aún resistirán un tiempo. El conjunto móvil de todo ello, avances y retrocesos de cada masa en el teatro de operaciones, define el campo de una emocionante batalla que se repite cada año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

J. ARNEIROS TORCELA *

Pequeña historia de los cine clubs en Ourense

El 28 de diciembre de 1928 se creó en España, en la...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

La evaluación

Una de las sorpresas que ha deparado este verano que parece no acabarse nunca -sus calores...

 
 

SANTIAGO LAGO PEÑAS*

Un debate desenfocado

Me temo que el debate sobre el turismo que se está desarrollando en España en las...

 
 

MATÍAS VALLÉS

Trump triunfaría en Corea del Norte

El conflicto de Corea del Norte demuestra que el planeta no puede...

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

El guion de los atentados

Es inevitable seguir hablando de los trágicos sucesos de Cataluña, de sus...

 
 

PEDRO DE SILVA

Abatidos

Abatir, en primera acepción (RAE) es derribar algo, echarlo por tierra. Solo en cuarta...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine